La conmoción económica provocada por la Pandemia Covid-19, que llevó al PIB del segundo trimestre a la mayor caída en más de ocho décadas (-18.9%), ha impactado las actividades productivas en caída libre. El Gobierno también padece una tormenta perfecta, con finanzas públicas endebles en la víspera de la entrega del Paquete Económico 2021, que presentará este martes al Congreso.

En julio pasado, los ingresos totales del Sector Público que reporta la Secretaría de Hacienda (SHCP) se ubicaron en 395.2 mil millones de pesos (mmdp) y si bien lograron un rebote respecto a mayo, exhibieron un declive de casi 27% contra lo registrado a principios de 2020.

“El reporte de Hacienda inmediatamente anterior a la entrega del Paquete Económico 2021 pide a gritos medidas drásticas, creativas y atrevidas”, advirtió el think tank “México Evalúa”, especializado en el análisis, revisión y discusión del desempeño de los números del Erario, al poner el ojo en lo que debe estar en la agenda nacional para buscar contrarrestar los estragos económicos que ha dejado la inmovilidad Social ante la enfermedad de alcance global.

Entre enero y julio, los ingresos totales del Sector Público fueron 7.3% menores contra lo previsto en la Ley de Ingresos 2020, lo que significa que el Erario exhibe un faltante por -237 mmdp en su balance al séptimo mes de 2020.

Es decir, la situación ha empezado a empeorar.

En la foto completa, entre enero y julio, el Gobierno reportó ingresos totales por 2 billones 348.5 mmdp, es decir, 91.5 mmdp por debajo de lo que se aprobó a principios de año, con una baja de 3.7%; en el mismo periodo de los años 2018 y 2019 ya había sucedido lo mismo, con caídas de 9% y 2.3%, respectivamente. Sí, se han acumulado tres caídas consecutivas en periodos comparables.

En contraste, el gasto neto del Sector Público de ese periodo fue de 3 billones 439 mmdp. Aquí hay que resaltar que el Gobierno acumula entre enero y julio un subejercicio de 185 mmdp afectando directamente a 37 de los 48 ramos en los que se distribuye el gasto. De las dependencias del Gobierno, la Secretaría de Economía, exhibió un sobre ejercicio de mil 169%, lo que también salió de proporción.

En el tema de ingresos, por componentes, los ingresos petroleros presentaron hasta julio pasado un declive de -54%; en contraste, los ingresos no petroleros aumentaron 2.8% a tasa anual, apoyados por un crecimiento de los ingresos no tributarios -que dieron un salto de 53.8%.

“El Gobierno Federal ha tenido que compensar sus ingresos ordinarios con ingresos extraordinarios”, alerta “-”.

Dando seguimiento al uso de los fideicomisos, a julio pasado el Gobierno reportó una recuperación de activos financieros del Fideicomiso Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por 21.6 mmdp. Otros fideicomisos reportaron ingresos por 33.6 mmdp, mientras las entidades paraestatales reportaron 8.8 mil millones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here