El Banco de México (Banxico) examina los niveles de desempleo, la estela de pobreza, y la caída en la demanda de bienes y servicios por canales de financiamiento tradicionales, como la banca, ante los impactos del Covid-19, de acuerdo con exposiciones realizadas por algunos de sus funcionarios ante organizaciones civiles, inclusive autonombradas de “izquierda”.

Los miembros de la Junta de Gobierno del Banco Central comenzarán a cambiar de rostro desde diciembre del 2021, cuando está programada la salida del gobernador del instituto, Alejandro Díaz de León. Y, desde entonces, el gobierno en turno buscaría poner su sello en los nombramientos de los cinco miembros de la junta, como fue el caso de los subgobernadores Gerardo Esquivel, identificado con el gobierno autoproclamado de la Cuarta Transformación, y Jonathan Heath.

Con Díaz de León a la cabeza, el Banco Central ha diseñado, desarrollado e incorporado una serie de estímulos monetarios para apuntalar la aporreada economía mexicana en medio de una crisis sanitaria y económica sin parangón, labor reconocida por bancos globales, empresas, economistas, académicos y expertos. El instituto mantiene, además, una vigilancia estricta de su labor central: el comportamiento de los precios.

El repunte vertiginoso de la inflación, especialmente después de darse la reapertura a las actividades económicas, entre la última quincena de julio y la primera de agosto, prendió los focos de alerta en el instituto central. Después de manifestar preocupación por el desempeño económico del País, retomó la postura de intensificar la vigilancia en la carrera de los precios con el fin de poner diques al sobredesgaste del bolsillo de los mexicanos.

Uno de sus funcionarios de la Junta de Gobierno, el máximo organismo en la toma de decisiones, ha acercado a grupos civiles independientes, algunos de corrientes de izquierda, a un panorama sobre el desempleo, los niveles de pobreza y el financiamiento que buscan los mexicanos para adquirir bienes y servicios por medio de tarjetas de crédito y de débito.

La encuesta que se aplica para conocer los datos del empleo en México (ENOE), ahora ETOE o Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) muestra a junio de 2020 una tasa de población no económicamente activa de 45.1% y una tasa de desocupación de 2.8%. De la población ocupada, con una tasa de   

48.3%, la cantidad de personas no sub ocupadas llamó la atención, con un repliegue de casi 13 puntos porcentuales, al pasar de 51.4% en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, ENOE, de junio de 2019 a 38.6% de junio pasado.

De peso

El documento “Impactos económicos de la Pandemia en México”, escrito del subgobernador Gerardo Esquivel y presentado ante las organizaciones “Transversal” y “Democracia Deliberada” el 24 de agosto pasado, da la advertencia de constituir un informe que vierte opiniones y puntos de vista bajo la responsabilidad del autor, y no necesariamente representan la “posición institucional del Banco de México o de su Junta de Gobierno”.  

El escrito indica que el aumento en la pobreza total derivado de la Pandemia abarcará a hasta 42.8 millones de personas, según proyecciones del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la Universidad Iberoamericana

Hasta julio pasado, la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) estima un aumento de la pobreza a 9.5 millones de personas, con proyecciones de una caída de 9% del PIB al cierre de 2020, debajo de las estimaciones de instituciones financieras globales de entre 10% y 12%.

En términos de financiamiento de los consumidores por parte de la banca comercial vía tarjetas de crédito y débito arroja una predicción relativa que marcó su mayor declive en abril pasado con una contracción de -30%. Y si bien alcanzó su mejor nivel en agosto, con una tasa negativa de -8.2%, exhibe un derrumbe de -19% de enero a agosto. 

El tema del legado de pobreza que dejará los impactos del Covid-19 en México es recurrente en la exposición de Esquivel. 

Los datos de pobreza total son enormes, pero los de pobreza extrema también.

El Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) de la prestigiosa casa de estudios, UNAM, estima que el aumento en la pobreza extrema lastimará a entre 6 y 10 millones de personas. Y con base en las proyecciones del EQUIDE, la Pandemia impactará en el estatus de pobreza extrema a hasta 16.6 millones de mexicanos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here