En materia de difusión de contenidos, las televisoras han sido injustamente juzgadas durante muchas décadas. Ahora, por ejemplo, cuando se les pagará un servicio por transmitir contenidos educativos generados y avalados por la SEP en medio de una emergencia sanitaria, surgen críticas injustificadas. Hoy que se beneficiará a millones de niños que, sin un acuerdo con el sector privado, se quedarían al margen de la educación en un momento de crisis, se presentan juicios de valor que olvidan que lo importante es conectar a millones de estudiantes. Parece que ya quedaron en el olvido las campañas de educación para los adultos que, a través del INEA, se impulsaron mediante la televisión.

La alfabetización en México tuvo un gran componente televisivo. Pero ya se olvidó. La telesecundaria también se convirtió en una realidad gracias a este medio. Fue a través de la televisión (abierta porque no había otra) que millones de mexicanos conocimos el pensamiento crítico de Octavio Paz, de Carlos Fuentes, de Mario Vargas Llosa. Las grandes producciones con contenido histórico educaron y mucho. Aún más, varias generaciones aprendieron sobre arte, historia, literatura y ciencia a través de producciones como Cantinflas Show, una serie que produjo Televisa con Carlos Amador y que animó el artista español José Luis Moro.  En fin, ejemplos hay muchos. Sin embargo, la leyenda negra, el juicio fácil y sin reflexión olvida las grandes historias de la televisión mexicana. Pero vamos a los datos duros:  un análisis publicado por la revista Este País documenta cómo el esquema de telesecundaria permitió educar a millones de mexicanos desde la década de los sesentas. Nexos también ha documentado esta historia de éxito en donde los alumnos en este nivel educativo son los gestores de su propio aprendizaje. En Nexos, Fernando Abrego explicó en marzo de 2019 que hasta 2017 “la educación telesecundaria representa un 48% de los planteles educativos de secundaria en México; además, un 21.1% de la matrícula escolar se encuentra concentrada en este nivel. Así, las 18,667 telesecundarias que existen en el país brindan atención educativa a más de 1,448,281 estudiantes. De hecho, los 72,954 docentes incorporados a este nivel educativo representan un 17.8% del total de la plantilla de educación secundaria. Es cierto que la telesecundaria cuenta con tutores y que el modelo que se impulsará ahora a través de la televisión abierta y pública debería contar con auxiliares. Por ahora, los padres tendrán que apoyar a sus niños. Quizás saldremos fortalecidos de esta crisis porque la verdadera educación comienza en casa y hoy debemos estar muy consientes de ello.  La televisión abierta con Aprende en casa, además, se mantiene como una generadora de fuentes de empleo, de ocupación para creativos, productos, proveedores pequeños y medianos. No es gratuito que la televisión, la radiodifusión se considerara una actividad esencial. Aún más, se fortalecen como empresas en marcha y eso lo valoran los inversionistas del mercado de valores en un momento en donde la Inversión Extranjera Directa (IED) sufre un retroceso. Vale la pena invertir en educación, en salud. Ojalá que al pasar esta emergencia no se olvide que millones de niños aún no tienen acceso a una red de Internet; que mantener contenidos educativos de respaldo en la televisión resulta muy rentable y allí están los esfuerzos de varias décadas. La educación, cada peso, es un círculo virtuoso en donde todos ganan.  Por ahora, la demanda de conectividad beneficia a la televisión abierta. En abril pasado, algunos analistas apostaban que los títulos del Grupo Televisa llegarían a niveles de 30 pesos al cierre del año. Esta semana, sin embargo, las acciones del grupo de telecomunicaciones y medios tocaron ya niveles muy cercanos. Durante el último mes, los títulos de Televisa han pasado de 24 pesos a 29.30 pesos, lo que ha significado una ganancia de más de 22%. El rendimiento de los títulos de Televisa  se presentó luego de los resultados positivos en su operación en el negocio de telecomunicaciones a través de la compañía izzi y el manejo positivo de su estructura financiera, sobre todo respecto al manejo de deuda. Este jueves, las acciones de Televisa tuvieron una ligera toma de utilidades intradía pero cerraron con una ganancia de más de 1% y en niveles de 29.55 pesos.  

Aprende en casa conectará a 30 millones de estudiantes. Cobra, entonces, mucho sentido aquel esfuerzo de entregar receptores digitales a muchas comunidades que hoy tendrán acceso a los canales dedicados al esfuerzo educativo. Interesante. El canal educativo a través del cual transmitirá Televisa será el 5.2, producto de la digitalización, que tiene 62 estaciones del Canal 5, que cubre el 90% de los telehogares del país.   

Relevo en Coparmex  

Que José Medina Mora, integrante de la familia del ex ministro Eduardo Medina Mora, se perfila como uno de los candidatos a la presidencia de Coparmex, en sustitución de Gustavo De Hoyos Walther, quien se ha caracterizado por mantener una narrativa de confrontación a las políticas públicas y acciones del gobierno federal. Pepe Medina Mora tiene, sin embargo, algunos antecedentes que podrían alejarlo de la candidatura luego de que sus cuentas bancarias fueron congeladas como parte de la investigación a su hermano Eduardo. Además, la Auditoría Superior de la Federación reportó algunas irregularidades en contratos otorgados por entidades públicas a Compusoluciones. Difícil el relevo en Coparmex si es que se busca mantener la estrategia de Gustavo De Hoyos.  

Incode HealthID impulsa regreso seguro  

Incode HealthID es una plataforma digital de identidad biométrica que reduce el riesgo de contagio de Covid-19 en los lugares de trabajo. Resulta que la solución de Incode HealthID  

permite verificar la aplicación de medidas preventivas y protocolos para mitigar riesgos sanitarios. Por ahora, nos cuestan que Incode HealthID podrá utilizarse de manera gratuita en aquellos negocios con menos de 50 empleados. 

Claudia Villegas 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here