Los destinos de playa que tanto atraen a los turistas internacionales y nacionales permanecieron durante mayo alicaídos y fueron entidades como Nuevo León o Coahuila las que empezaron a reportar los primeros balbuceos de recuperación de la industria.

Cancún, la Riviera Maya, Puerto Morelos o Isla Mujeres, donde asociaciones del ramo locales comenzaron a registrar un repunte en el número de visitantes entre junio y la primera semana de julio, puntual con el inicio de la temporada de verano, exhibieron en mayo lo que probablemente sea consignado como el fondo de la recesión del Sector Turismo.

Las restricciones de movilidad social para atender una crisis sanitaria y económica sin precedentes, principalmente, provocaron que la ocupación hotelera del País mostrara un nivel de +3% durante mayo pasado contra el promedio reportado para un mes de mayo en los últimos 5 años, de +48.3%.

En términos anuales, la ocupación hotelera comparó mal, si vemos que en el quinto mes de 2019 alcanzó un nivel de +60% en el País.

Quintana Roo, la joya de la corona en sitios de playa, mostró una ocupación hotelera de 0% en el quinto mes de 2020 lo que significó el peor nivel de la historia de esta entidad para un mes de mayo, con una fuerte caída en el número de habitaciones en uso, de 99.9% anual. En contraste, la infraestructura en el estado creció 0.6% anual, con un incremento de 502 cuartos más frente a mayo 2019.

A principios de este mes, la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, mencionó que la reapertura de El Caribe mexicano que arrancó en junio iba a traer consigo una ocupación hotelera de 25% durante la temporada de verano. De hecho, durante junio y la primera semana de julio se consignó el arribo de 70 mil turistas, de los cuales, 13 mil viajeros ocuparon 120 habitaciones de hoteles ubicados en la zona

de Cancún, Riviera Maya, Puerto Morelos, e Isla Mujeres.

De acuerdo con cifras del Sector y proyecciones de expertos, el estado de Coahuila mostró la mayor ocupación hotelera del país en mayo, con +27%, pese a que el número de habitaciones ocupadas cayó 44.6% a tasa anual, mientras que el número de cuartos disponibles avanzó 8% a tasa anual.

Tomando en cuenta el desempeño mostrado por los estados de Nuevo León y Coahuila, esta región exhibió la mayor ocupación hotelera del País durante mayo, con un número de habitaciones en uso que sumó 1,276 unidades, esto es, una caída de -89.1% a tasa anual; sin embargo, las habitaciones disponibles totalizaron 17,056, lo que implicó un avance de 3.3% en el comparativo anual.

Por el contrario, los estados de Tabasco y Yucatán resultaron con las caídas más pronunciadas del periodo, con una caída anual de -98.4% en términos de ocupación hotelera.

En el mismo lapso y como resultado del confinamiento, el arribo de pasajeros vía aérea reportó la mayor caída en su historia en mayo, de -93.4% como resultado de la caída de 6.2 millones de pasajeros respecto al quinto mes de 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here