El desgaste en el ambiente de negocios puede traducirse de varias formas: menores inversiones de capital o generación de empleo y capacitación, menos innovación y desarrollo de tecnología. También puede impactar rubros como la sostenibilidad de una empresa. Una encuesta levantada entre 294 integrantes de Alta Dirección empresarial en México revela que el entorno se ha deteriorado respecto a 2018 en casi todos los renglones sobre el tema.

La tendencia de México, incluso, parece contraria a la tendencia global generalizada, donde cada vez es más frecuente que las organizaciones empresariales asignan un mayor peso a estas cuestiones, advierte la firma de servicios profesionales de auditoría, impuestos, legal y asesoría, KPMG, en el estudio Desarrollo Sostenible en México 2020.

El “nivel de madurez alto y medio” sobre el tema de sostenibilidad se situó en 65% de las organizaciones entrevistadas en el País, cinco puntos porcentuales abajo frente a la edición de 2018, mientras que las empresas que exhiben un “nivel de madurez bajo” aumentó seis puntos porcentuales, para pasar de 29% hace dos años, a 35%.

El ejercicio, que este año cumple su sexta edición, arroja que 70% de los empresarios de Alta Dirección entrevistados considera que persiste un bajo nivel de desarrollo del concepto de sostenibilidad en el ámbito empresarial nacional, ya que solo 31% de las empresas cuenta con un presupuesto asignado para estos temas, en tanto que sólo 25% de ellas emite el reporte de actividades respectivo.

Durante 2018, el 41% de las empresas establecidas en México, entre pequeñas y medianas empresas y grandes corporaciones, contestaron positivamente sobre el presupuesto asignado formalmente para cuestiones de sostenibilidad.

“El incremento en el número de organizaciones que no cuentan con un presupuesto para este rubro podría ser un reflejo, en parte, de la situación sociopolítica de México”, dice el estudio de KPMG, que también considera que los presupuestos responden a una coyuntura económica global impactada por el Covid-19.

Más del 40% de las organizaciones encuestadas para la edición 2020 del estudio reconocen que la sostenibilidad ya forma parte de los asuntos contemplados en la agenda del Consejo de Administración, un 7% menos respecto a 2018.

La investigación más reciente de la firma de auditoria arroja también que disminuyó la representación de compañías que reconocen que tratan de manera no formal estas cuestiones en el Consejo de Administración (38% contra el 45% de hace dos años)

“Llama la atención el incremento significativo de las organizaciones que dijeron no hablar de sostenibilidad durante dichas sesiones”, destaca KPMG, con un puntaje en este renglón de 19% frente al 5% de las empresas que decidieron dejar al margen el tema durante 2018.

Antilavado, corrupción y ética

El estudio de KPMG, donde participaron directivos de compañías grandes y pymes que representan los principales giros industriales en México, indica en su edición de este año que el 69% de las empresas participantes dijeron que cuentan con procedimientos y controles específicos para la prevención de lavado de dinero, pero 31% afirmaron no tener o considerar importante el desarrollo de estos mecanismos.

Sucede lo mismo en el desarrollo de herramientas para prevenir la corrupción: sólo el 75% de las empresas encuestadas expresaron contar parcial o totalmente con procesos y controles para la prevención y gestión del fenómeno.

El Índice de Percepción de la Corrupción de la organización experta “Transparencia Internacional” arroja que México obtuvo un puntaje de 28 sobre 100 en su más reciente edición, ubicándose como uno de los países más corruptos de la muestra, y perdiendo 7 posiciones respecto a 2015.

“Hasta ahora, el mayor reto para las organizaciones se presenta en la generación de acciones específicas para la gestión de la sostenibilidad desde niveles estratégicos” menciona por su parte KPMG como resultado de las conclusiones de su estudio Desarrollo Sostenible en México 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here