Las perspectivas sobre el crecimiento económico de México permanecen inciertas pese a la reapertura parcial de algunos sectores y regiones que propiciará “cierta recuperación”, advirtió el banco central local en la minuta de su más reciente decisión de política monetaria publicada el jueves, de acuerdo con información de Reuters.

Desde mediados de marzo y hasta mayo, la mayoría de las actividades económicas y sociales fueron suspendidas por las restricciones para frenar al brote de coronavirus, con un saldo hasta el miércoles de más de 275,000 contagiados conocidos y 32,796 decesos.

Pese a que en junio el gobierno comenzó un plan de regreso a la llamada “nueva normalidad”, la junta de gobierno de Banco de México (Banxico) coincidió en que las perspectivas para el crecimiento económico se deterioraron.

La mayoría de sus miembros incluso destacó que hay proyecciones de una contracción de hasta dos dígitos para este año, según la información de Reuters.

“Si bien la reapertura de algunos sectores y regiones en mayo y junio propiciará cierta recuperación económica, la afectación ha sido considerable y persiste incertidumbre”, dijo el banco central en la minuta.

El banco Citibanamex dijo en un reporte difundido hoy que revisó a la baja sus estimados del marco económico del país ante la ausencia de un paquete fiscal más contundente para mitigar la recesión, agravada por los impactos de la nueva cepa del coronavirus Covid-19.

“Consideramos que la forma de la recuperación será de una U ancha, con una caída muy significativa” expuso.

En abril, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), la referencia más significativa de la trayectoria del PIB nacional se hundió 17.3%; el banco global apunta como flancos débiles el deterioro del mercado laboral y del consumo interno. Pero la preocupación más fuerte, afirma, es el derrumbe de las expectativas en materia de inversiones, que se explica en parte, “por decisiones de política de la administración actual que han deteriorado el ambiente”.

“Así, ahora estimamos que el crecimiento promedio del PIB en 2022-24 será de 2%”. El balance del banco es negativo puesto que solo hasta 2025 México alcanzará el nivel del PIB de 2018, “lo que implica un sexenio perdido en términos de crecimiento”.

Banxico recortó el mes pasado por novena ocasión consecutiva la tasa clave de interés a un 5%, su nivel más bajo desde septiembre de 2016, citando un balance de riesgos incierto para la inflación y los estragos económicos derivados de la pandemia.

Respecto a la inflación general, que en junio tuvo un alza anual mayor a la esperada, la mayoría de la junta del banco central señaló que las expectativas para el indicador al cierre de 2020 siguen ubicadas en niveles cercanos a la meta de 3%, aunque su balance de riesgos permanece incierto, citó por su parte Reuters.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here