Por Adrián Fernández de Mendoza, Director General de Creditea México

La pandemia provocada por el coronavirus también afecta las finanzas y la salud mental de las personas. 

La emergencia sanitaria por el Covid-19, la falta de una vacuna y un tratamiento eficaz han agudizado la incertidumbre mundial sobre cuándo llegará a su término esta situación; el panorama en México no es muy diferente frente al de otros países. La rapidez con que el virus se ha expandido a diferentes naciones provocará una recesión económica global cuya magnitud y duración es incierta, pero sin duda de grandes dimensiones. De acuerdo con los especialistas la afectación a la actividad económica global será mayor a la que se observó en la crisis financiera global de 2008-2009. Además, el impacto del aislamiento social también está afectando la salud mental de las personas. Y aunque se requiere distanciamiento social para prevenir la propagación del virus, la soledad provoca crisis de ansiedad y ha elevado los niveles de estrés en más del 45% de las personas que trabajan desde casa, según una encuesta reciente. Las consecuencias en la salud mental del encierro, la pérdida de la rutina habitual y la reducción del contacto social y físico con las demás personas son costos que eventualmente pasarán factura y es probable que el pago de estos estragos sea elevado, incluso más que los sanitarios. 

Aspectos positivos 

El distanciamiento social nos lleva a ser solidarios, porque el que se cuida también cuida a los demás. Hay una nueva solidaridad en grupos vulnerable y en el bienestar social que debe ser mayor que el individual.  

De igual forma, debido al coronavirus se aceleró la adopción de las plataformas digitales en los últimos meses, esto significa un para muchas plataformas un adelanto de adopción de 18 a 24 meses. Asimismo, la consultora Nielsen espera que los consumidores puedan tener mayores motivaciones y perciban menos barreras al momento de buscar soluciones tecnológicas que les ayuden en las tareas cotidianas.  

Para algunos consumidores, este puede ser un comportamiento totalmente nuevo (como comprar comestibles en línea por primera vez), mientras que para otros puede significar un mayor uso de soluciones online, no solo como una opción más sino como la preferida. Al respecto, Adrián Fernández de Mendoza, director general de Creditea en México, considera que en los próximos meses será importante cuidar la economía familiar e incrementar la educación y conocimiento en el tema de finanzas personales. Por ello, el directivo recomienda buscar opciones para reactivar la economía a través de empresas que ofrezcan opciones seguras como Creditea, una fintech con casi 4 años de operación en México que ha servido a 90 mil clientes con una prestamo personal digital, de facil acceso y uso. Creditea ofrece hasta 70 mil pesos a través de una aplicación segura y da la facilidad de pagar en quincenalidades o al día siguiente, sin comisiones o letras chiquitas. Solo con una identificación oficial y un comprobante de ingresos, los clientes pueden obtener la respuesta el mismo día y su dinero sin tener que salir de casa. Para mayor información visita: www.creditea.mx/ 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here