Durante junio, el Indicador IMEF Manufacturero y no Manufacturero (Sector Servicios) mostró por primera vez desde enero pasado un rebote. La entrega de productos manufactureros está en expansión, de acuerdo al Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. En Servicios también ubicó la misma tendencia, pero con un ritmo menos rápido.

Si bien las cifras de junio sugieren una mejora importante en ambos índices, estos siguen ubicándose por debajo de sus niveles mínimos históricos.

“Con base en ello, y en el análisis de indicadores de coyuntura económica más reciente, y la evolución de las estadísticas de covid-19 en México y en el mundo, resulta prematuro concluir que lo peor de la recesión pandémica ya haya pasado”, destaca el organismo en su muestra.

Entre enero y marzo, la economía mexicana retrocedió 1.2% y los primeros datos de su desempeño en el segundo trimestre arrojan que el declive de la actividad económica será mayor. El dato del Indicador Global de la Economía (IGAE) de abril reflejó fielmente el primer mes completo de confinamiento; de acuerdo con el IGAE la economía de México cayó -17.3% contra marzo y -19.85% frente a igual mes de 2019.

El desplome en abril de la actividad económica llevó al IGAE a niveles no vistos desde 1996.

En ambos indicadores del IMEF, los rubros con las mayores alzas fueron ‘nuevos pedidos’ y ‘producción’, consistente con los pasos que se han tomado para reiniciar la economía, de acuerdo con expertos.

“No obstante, debemos mencionar que estos componentes siguen siendo los más débiles, lo cual en nuestra opinión todavía señalan un panorama retador”, dijo en un informe el banco Banorte.

¿Cambio de tendencia?

Por componentes, pese a que el Indicador IMEF Manufacturero de junio arrojó resultados mixtos respecto al mes previo, todos arrojan una dirección de contracción, excepto “entrega de productos”, con franca expansión. “Nuevos pedidos” y “Producción” dieron un salto de 13 y 11.9 puntos, para colocarse en niveles de 36.8 y 37.8 puntos, respectivamente.

Los componentes del Sector Servicios, por el contrario, subieron, con excepción de “entrega de productos” con -0.5 puntos, en los 51.6 puntos. Los saltos más fuertes fueron para “producción” y “nuevos pedidos”, de 9.6 y 8.5 puntos, con niveles de 39.1 y 37.7 puntos, para cada caso.

“Reconocemos que podría haber un poco más de dinamismo en el horizonte por parte de la producción automotriz dentro de las manufacturas, ante mayores operaciones en México”, dijo Banorte.

“No obstante, considerando que prevalecen los riesgos en torno a la posibilidad de una segunda ola de contagios, con varios estados de Estados Unidos, retrocediendo sobre sus planes de reapertura, no podemos descartar bajas adicionales”, resalta.

El IMEF dice que la posibilidad de una contracción del PIB superior al 10% este año que están pronosticando varios analistas e incluso organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue siendo alta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here