El fin de semana pasado las tres agrupaciones de industriales de manufactura más influyentes de México, Estados Unidos y Canadá, enviaron sendas misivas los presidentes Andrés Manuel López Obrador, Donald Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau para consignar su compromiso con cada uno de estos gobiernos de aprovechar no solo las ventajas comerciales del T-MEC, sino colocar al nuevo tratado, que entrará en vigor el 1 de julio, como parte de la recuperación económica de las tres economías para las siguientes décadas.

Las poderosas National Association of Manufacturers (NAM), de Estados Unidos, y la Canadanadian Manufacturers & Exporters (CME) de Canadá, aseguraron, junto con grupos industriales de México, que se comprometen a involucrar a los gobiernos de los tres países para que el T-MEC sea garante y lidere la recuperación económica de América del Norte.

En la víspera a la entrada en vigor del T-MEC, el gobierno de México publicó este lunes en el Diario Oficial de la Federación su puesta en marcha para el 1 de julio.

Los organismos manufactureros indican que la fabricación de los bienes y mercancías a lo largo del Bloque comercial de América del Norte rebasan un mercado laboral de más de 22 millones de trabajadores, en medio de una recuperación económica prevista para el próximo año y la fortaleza que significa una nueva versión del tratado comercial.

“Nos mantendremos firmes en (el) al acuerdo comercial” con inversión estadounidenses, canadienses y mexicanas para las próximas décadas como un instrumento robusto, refiere el NAM, el CME y los industriales mexicanos alrededor de Concamín en una misiva redactada en inglés y dirigida a los primeros mandatarios.

A lo largo de 25 años, el Tratado Trilateral de América del Norte (TLCAN) permitió a México posicionarse a la cabeza como el primer proveedor de alimentos a Estados Unidos, y permitió a industrias como la Automotriz, por ejemplo, ser una de los sectores más representativas en materia de integración comercial.

La fabricación de manufactura se ha vuelto crítica para la economía de América del Norte, estrechamente integrada a los fabricantes de los tres países con cadenas que contribuyen con montos por 2.7 billlones de dólares cada año desde dos décadas.

Las manufacturas que a lo largo de estos años cruzaron las fronteras de México, Canadá y EU equivalieron a 2.3 mil millones de dólares de bienes manufacturados.

Los industriales afirman que el T-MEC reforzará la fabricación, al garantizar la continuidad de la cadena de suministro de América del Norte, pero también sumando el elemento certeza con su renovación, permitiendo el crecimiento de la fabricación, fortaleciendo la capacidad de competir globalmente y apoyando el mercado laboral de millones de trabajadores de la industria de la manufactura e industrial.

Como las principales organizaciones que representan a los fabricantes y millones de trabajadores de fabricación en Estados Unidos, México y Canadá, escribimos para subrayar nuestro fuerte apoyo a Estados Unidos: Acuerdo México-Canadá y enfatizamos la importancia de este acuerdo crítico para nuestra industria. La fabricación es crítica para toda la economía de América del Norte y nuestro suministro estrechamente integrado cadenas Los fabricantes contribuyen más de $ 2.7 billones acumulados cada año a los EE. UU., México y Las economías canadienses y $ 2.3 mil millones en bienes manufacturados cruzaron nuestras fronteras cada día pasado año. La USMCA reforzará la fabricación al garantizar la continuidad de la cadena de suministro de América del Norte y certeza, permitiendo el crecimiento de la fabricación, fortaleciendo nuestra capacidad de competir globalmente y apoyando Los más de 22 millones de trabajadores de fabricación en nuestros tres países. A medida que nuestra industria lidera un recuperación económica, esta continuidad y certeza es crucial. NAM, CONCAMIN y CME se comprometen a comprometerse con EE. UU., México y Los gobiernos canadienses para garantizar que el USMCA se implemente de una manera que respalde la recuperación y renovación de nuestras economías, y nos mantendremos firmes en nuestro apoyo al Norte robusto Comercio e inversión estadounidenses en las próximas décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here