Si bien las empresas mexicanas comenzaron a incorporar el home office ante la pandemia, lo cierto es que el grueso de ellas, un 68%, incorporará este esquema como parte de una nueva política de recursos humanos a fin de mantener una operación remota, reducir la cantidad de empleados en las oficinas, obtener ahorros y contribuir a preservar la salud de colaboradores.

En línea con esto, 51% de las organizaciones en México tienen planeado priorizar el desarrollo o un mejor uso de las capacidades del trabajo remoto, de acuerdo con una encuesta elaborada por IDC, la principal consultora de analistas de la industria de tecnologías de la información (TIC) del país, presentada en el V webinar “implicaciones de la crisis del Covid-19 en el mercado TIC en México”

La firma especializada aseguró que si bien de enero a marzo el objetivo de las organizaciones fue mantener la operación del negocio, entre el segundo, tercero y parte del cuarto trimestre de 2020 las empresas ocuparán su atención en la “resiliencia operacional” y las estrategias tecnológicas que reporten un Retorno de Inversión (ROI, por sus siglas en inglés) casi de forma inmediata.

“El objetivo principal (será) el amortiguamiento de la parálisis económica a través del reforzamiento de la infraestructura de TI, automatización de procesos, soluciones cloud y más seguridad”, estima.

De enero a marzo, el principal apuro de las empresas mexicanas consultadas fue el de mantener la operación del negocio, el cual se sostuvo con herramientas como las soluciones para trabajo remoto, escritorio virtual, videoconferencias y reforzamiento en materia de seguridad de datos.

En respuesta a los nuevos patrones de consumo, las compañías se enfocarán en lo que resta 2020 en mejorar la capacidad de respuesta a los nuevos patrones de consumo, así como ampliar “de manera exponencial” el uso de comercio electrónico.

En el segundo trimestre del año, el e-commerce creció hasta 500% en México en respuesta de las políticas de distanciamiento social, ubicándose por arriba de otros mercados de América Latina, como Colombia, que mostró incrementos de 100%, o el gigante Brasil, cuyo uso del e-commerce repuntó 60%.

Perspectivas

A final de año y principios del 2021, IDC anticipa una recuperación para la economía doméstica por lo que se acelerarán las estrategias de digitalización con proyectos como Internet de las cosas, inteligencia artificial, realidad virtual y realidad aumentada.

“Para responder a la nueva normalidad, veremos cambios importantes en todas las industrias, ya sea obligadas por nuevas regulaciones o para responder a las preocupaciones de los clientes”, señala.

Por ejemplo, los restaurantes en la Ciudad de México reabrirán a 30% de su capacidad, por lo que necesitarán establecer un control de acceso, por lo que la consultora indica que la opción es un sistema de reservación automatizado, aplicaciones para ordenar por adelantado a fin de reducir el contacto con los meseros, y pagos sin contacto.

Otro ejemplo representativo será el del Sector Manufacturero, ante la expectativa de un incremento en la demanda de insumos en su cadena de suministro local, con el objetivo reducir su dependencia de mercados distantes, como el chino.

“Buscarán, establecer cadenas de valor cercanas, se incentivará la automatización y robótica -como los cobots y los gemelos digitales-, la impresión de 3D y automatización de los almacenes”, visualizó IDC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here