La diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI), vicepresidenta de la Mesa Directiva, solicitó al IMSS e ISSSTE información sobre el total de derechohabientes canalizados para su atención hospitalaria a instituciones privadas en los plazos considerados por el convenio suscrito entre el Gobierno Federal y la Asociación Nacional de Hospitales Privados.

Asimismo, cuántos casos han quedado sin atención médica por padecimientos no susceptibles de ser atendidos por hospitales públicos o privados ante la reconversión hospitalaria.

En un comunicado, la legisladora federal destacó que algunos derechohabientes tuvieron que recurrir a médicos particulares y cubrir los honorarios con recursos propios, y en algunos casos tuvieron que sufragar los estudios clínicos con su propio recurso, lo que representa una lesión a la economía de estas personas.

“Se reportan 4 mil pacientes tratados en el convenio del 23 de abril al 23 de mayo del año en curso, comparado con millones de derechohabientes que no están siendo atendidos por el IMSS, de los que se desconoce qué y cómo están solventando sus padecimientos”, expuso.

Si bien el Gobierno Federal celebró el convenio con hospitales privados para garantizar la atención sin costo a los derechohabiente que requirieron un tratamiento médico (parto, embarazo puerperio, cesáreas, apendicitis, hernias complicadas, úlceras gástricas y otros), muchos casos delicados, por su naturaleza y alto porcentaje de consulta, no fueron cubiertos.

“Derechohabientes dejaron de recibir consulta; consultas programadas fueron suspendidas sin avisarles a los interesados y dejaron de realizar estudios clínicos”, finalizó.

Claudia Villegas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here