En los últimos 12 meses, la moneda mexicana -que llegó a ser nombrado “el súper peso” en el último año y medio – ha ganado 15.85%. Pero si el comparativo se hace respecto a lo que va 2020, el progreso ha sido mayor, de 17.36%, a un nivel de entre 22.21 a 22.26 por dólar.

Desde el 8 de mayo, la paridad se ha apreciado desde los 24.30 pesos por dólar, en pleno crash petrolero, hasta los niveles antes mencionados, en medio de la mayor crisis económica y de salud a nivel mundial que se ha registrado en la historia reciente.

Indicadores de bancos de inversión arrojan que las posiciones en pesos de inversionistas globales en el mercado de futuros de Chicago han tenido variaciones positivas, e incluso repuntes o escaladas. De esta forma, las posiciones cortas ascendieron a 1 mil 114 millones de dólares (mdd), mientras que las posiciones largas llegaron a 1 mil 306 mdd, con repuntes semanales al 10 de junio de 28.70% y 34.49%, para cada caso.

La incertidumbre en torno a una segunda ola de contagios de coronavirus en México -que volvió a alcanzar un récord la semana pasada, especialmente en zonas con una alta concentración demográfica, como la capital del País y su área conurbada- no parece interferir en la ruta trazada por el peso.

A nivel global, hasta este lunes, el sistema en tiempo real World Metres indicó que había 8 millones 107 mil 444 personas contagiadas por Covid-19 en el mundo y 438,580 decesos. De la posición 17 que tenía en mayo, México ocupa hoy el nivel 14 mundial en materia de contagios con 146,837 casos, y 17,141 decesos.

También en el camino, los inversionistas globales siguen viendo retos fiscales para la segunda economía más importante de América Latina, a lo que se suman la incertidumbre en materia de políticas públicas y las tensiones que pueden derivar de las elecciones intermedias de 2021, cuando se renueven 15 gubernaturas, parte de la Cámara de Diputados y alcaldías de la República.

Expertos pronostican que para los siguientes 3 meses el peso se mantenga en niveles de alrededor de 21.6 pesos por unidad, cerrando 2020 en niveles de 21.9 pesos por unidad, un nivel similar a lo que ha marcado en las últimas semanas.

El escenario negativo, sin embargo, está contaminando la ruta del peso, que hoy se ubica como la segunda divisa más depreciada frente al dólar, con un retroceso en el último mes de -7.29% aunque el liderazgo lo sigue manteniendo el real (Brasil) con un declive de 12.17%, en el mismo lapso.

Expertos indican que el peso mexicano es utilizado como sustituto del real brasileño, pero si la percepción de riesgo sobre el gigante de Sudamérica aumenta -el fin de semana, el ministro de Finanzas de Brasil, Paulo Guedes, dijo que renunciará al cargo entre julio y agosto próximos- la volatilidad y la depreciación de la moneda mexicana será un hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here