Esta semana México comenzó el proceso de reintegración del sector minero, siguiendo dinámicas similares a las observadas en otros países Latinoamericanos con fuerte producción minera.

La minería de minerales metálicos y no metálicos jugará un papel relevante, al tratarse de una industria que cruza la economía de manera horizontal y representa una actividad primaria.

De acuerdo a analistas de Intercam Banco consultados, sin embargo, hay que recordar que la reapertura del sector mexicano tiene un importante rezago respecto de lo que se observa en otros países competidores.

Análisis comparativo

En Latinoamérica, Perú y Chile lideran en producción de metales, particularmente en cobre. En el caso de Perú (segundo mayor productor de cobre del mundo) el 15 de marzo se decretó el Estado de Emergencia Nacional con el cual se suspendió el ejercicio de derechos constitucionales y se decretó un toque de queda que limitó la circulación de la gente en las calles. A pesar de lo anterior, se dispuso que habría sectores productivos e industriales que podrían mantener operaciones, de tal forma que dos días después, el 17 de marzo, el Ministerio de Economía y Finanzas peruano anunció la continuidad de las operaciones del sector minero. Es decir, Perú decretó la continuidad del sector casi 2 meses antes que México.

En el caso de Chile, primer productor de cobre del mundo con una cuota de mercado de 28 por ciento, las medidas fueron aplicándose paulatinamente, pero, finalmente, el 18 de marzo el presidente Sebastián Piñera, decretó el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en todo el territorio nacional y, posteriormente, el 22 de marzo, un toque de queda nacional. A pesar de lo anterior, la minería en Chile siguió operando respaldado, en buena parte, por su concentración de operaciones en la zona norte del país.

En consecuencia, destacaron los analistas, si bien las actividades mineras en México presentan un rezago frente a estos países mineros, es destacable mencionar que las tendencias del virus en nuestro país son menores y el gobierno mexicano no ha aplicado un toque de queda nacional. Hasta el último corte, México registró 59 mil 567 casos confirmados por coronavirus, Chile 61 mil 857 y Perú 108 mil 769. Además, en México el número de casos de la pandemia activa (últimos 14 días) es 40 por ciento y 17 por ciento menor que la de Perú y Chile, respectivamente, lo que le dará mayor holgura al sector minero para retomar actividades.

Situación en México

Algunas de las actividades en las empresas mineras en México se limitaron, anterior a esta semana, a la realización de trabajos esenciales como la electrorrefinación y de electroobtención para la producción de placas de metales. En concreto, procesos químicos, manejo de residuos y medidas medioambientales que necesitaban seguir en operación.

“Es relevante mencionar que la industria metalúrgica en México no tenía restricciones para operar previo al 18 de mayo, como sí lo tuvo la extracción de minerales y metales, ya que los procesos metalúrgicos constituyen un área esencial de la industria química”.

Indicaron que en el caso específico de los hornos de fundición es pertinente recordar que apagar un horno es un proceso complicado, y reactivarlos sería costoso para las empresas y sumamente tardado. Un horno tarda de 2 a 3 meses en alcanzar la temperatura requerida para fundir, lo que además es una de las actividades más peligrosas para la industria.

“Es destacable mencionar, entonces, que haber mantenido al mínimo las actividades de fundición permitirá que la producción minera se retome con mayor prontitud, y México no se rezague más respecto de la minería de otros países”, apuntó Alik García, analista de Intercam Banco.

Explicó que esto no sólo es relevante, sino que resulta decisivo si México quiere cumplir con lo dispuesto en el TMEC desde el primero de julio. “La minería es una actividad transversal que suministra de insumos a muchas industrias, como la automotriz, por lo que el abastecimiento de metales mexicanos resulta indispensable si se quiere cumplir con los porcentajes de contenido regional del nuevo tratado”.

Esta semana, las empresas mineras que entreguen protocolos podrán retomar sus actividades de manera paulatina. “En el caso de Grupo México esperamos que la empresa retome sus actividades ordinarias de manera gradual en México durante las siguientes semanas, atendiendo el nuevo nivel de demanda de cobre”.

El precio del cobre ha retrocedido de diciembre del año pasado a la fecha casi 15 por ciento hasta el actual 2.37 dólares la libra, sin embargo, es importante recordar que en marzo el cobre alcanzó un mínimo de 2.11 dólares. Dado que Grupo México tiene un costo operativo en efectivo por libra de cobre de 0.93 dólares, altas reservas, y apalancamiento controlado en 1.4x Deuda Neta / EBITDA.

En consecuencia, el analista dijo: “consideramos que su negocio permanecerá defensivo y, gracias al anuncio del gobierno federal, a partir de esta semana tendrá mayor margen de maniobra para operar”.

En el caso de Peñoles, indicó que la empresa realizó paros anuales por mantenimiento en sus actividades de fundición de plomo; mientras que en zinc Peñoles llevó a cabo un paro programado para la interconexión del proyecto de recuperación de plata II. “Hacia adelante es posible que las actividades de Peñoles comiencen a normalizarse de la mano de los protocolos que la empresa ya ha desarrollado”.

En cuanto al precio del oro, éste ha aumentado de valor 15 por ciento de diciembre a la fecha a mil 737 dólares la onza; mientras que la plata ha descendido 4 por ciento a 17.2 dólares la onza, dado que este metal tiene un importante uso industrial que de momento se ha visto perjudicado por la pandemia del coronavirus.

“Consideramos que, para próximos trimestres, los volúmenes de metales afinados deberían comenzar a normalizarse, con la única excepción de zinc donde apenas comenzaremos a ver las afectaciones por el cierre de la unidad Madero. En el largo plazo, la producción de Madero será sustituida con la producción de Capela. En general, seguimos viendo una empresa defensiva, con proyectos de crecimiento interesantes y controlado nivel de apalancamiento en 2.2x Deuda Neta / EBITDA”.

Conclusión

En su análisis, Alik García dijo que: “los siguientes días serán muy importantes para el sector, para retomar producción y nivelar actividades frente al resto de los países, los cuales ahora enfrentan un entorno más retador que México en temas de salud. El mayor reto para el sector, a partir de ahora, será la debilidad generalizada de la demanda de metales”.

Sin importar lo anterior, la minería de minerales metálicos y no metálicos jugará un papel relevante, no sólo por su peso en el PIB (aproximadamente 1.0 por ciento excluyendo petróleo y gas) sino porque, al tratarse de una industria que cruza la economía de manera horizontal y representa una actividad primaria, tendrá un papel esencial para el suministro de insumos para el resto de las empresas.

“Respecto a Grupo México y Peñoles, creemos que se tienen protocolos adecuados y, por su naturaleza, alto nivel de tecnificación y baja concentración personal en espacios reducidos. Derivado de lo anterior, pensamos que ambas empresas tienen camino por recuperar y valuaciones con potencial de mejora, por lo que vemos positiva la inversión en empresas del sector”, finalizó el analista del sector.

 

*Alik García algarciaa@intercam.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here