Ante la reducción de salarios por la declaratoria de paro técnico en diversas empresas del país, derivada de la emergencia sanitaria por COVID–19, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) ha apoyado a 60 mil 095 trabajadores con la disminución del factor de pago o con prórrogas sin intereses de los pagos mensuales de sus créditos.  El 71.46 por ciento de estos apoyos, se concentran en cinco estados del país: Coahuila, Sonora, Tamaulipas, Aguascalientes y Nuevo León.

Los beneficios contemplan una reducción del 25 al 50% del pago mensual del crédito o bien una prórroga de tres meses sin intereses.

Las medidas de apoyo aplicables a las y los trabajadores dependen del nivel de afectación a su salario; de tal forma que, a los acreditados cuyo sueldo disminuyó menos de la mitad, el Instituto otorga una reducción del 25 al 50 por ciento sobre el pago de la mensualidad de sus créditos. Mientras que, los trabajadores de empresas en paro técnico, cuyo salario se redujo más de 50 por ciento, reciben una prórroga de 3 meses sin intereses.

Es importante resaltar que hay empresas que redujeron el salario de sus trabajadores sin llegar a ningún acuerdo formal con los mismos ni dar aviso a las autoridades, por lo que no se cumplen con los requisitos para que los empleados puedan acceder a los beneficios.

Los empleadores que entraron en paro técnico y que deseen apoyar a sus trabajadores con los beneficios del Infonavit deben presentar ante el Instituto una copia del acuse de la solicitud de suspensión de labores presentada ante la Junta de Conciliación y Arbitraje correspondiente.

En caso de no contar con el documento anterior, deberán presentar el acuerdo celebrado entre el sindicato y la administración de la empresa. Si no existe sindicato, el empleador podrá presentar un acuerdo firmado con los trabajadores que recibieron una reducción de salarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here