Durante el mes de abril se volvió a registrar una venta importante de valores gubernamentales por parte de extranjeros, aunque inferior a lo visto en marzo. Las ventas fueron por un valor de 121 mil 244.72 millones de pesos, o 6.1 por ciento por debajo con respecto al saldo del marzo.

El mes de abril volvió a registrar una venta importante de valores gubernamentales por parte de extranjeros, aunque inferior a lo visto en marzo.

De esta manera, el valor total de activos de deuda mexicana en manos de extranjera cayó a 1.89 billones de pesos, su nivel más bajo desde abril de 2014.

La mayor salida se registró en Bonos, con una venta de 109 mil 767.53 millones de pesos en estos instrumentos (-6.1% mensual). Las ventas acumuladas de bonos en marzo y abril suman hasta 269 mil 262.63 millones de pesos, cifra récord en los registros que confirma la persistencia de salidas por parte de extranjeros.

También hubo ventas en Cetes (-16 mil 629.25 millones de pesos, -9.26 por ciento mensual) y Bondes D (- 950.75, -75.07 por ciento mensual). Sólo se registraron entradas en Udibonos durante el mes (6 mil 102.80 millones de pesos, o 15.73 por ciento mensual). Si bien fue posible observar una desaceleración general en las ventas de instrumentos de deuda soberana mexicana por parte de extranjeros con respecto al mes anterior, las salidas se mantienen en niveles históricamente altos.

De acuerdo con analistas de Intercam Banco consultados, esto podría estar reflejando los recortes a la calificación crediticia del país durante el mes por parte de agencias calificadoras (Moody’s, Fitch, S&P), así como el continuo refugio de los inversionistas hacia instrumentos considerados más seguros como los bonos del tesoro.

“El saldo neto en lo que va de 2020 registra salidas por un total de 250 mil 987.22 millones de pesos por parte de extranjeros, lo que representa una caída de la tenencia de extranjeros en el orden de (-) 11.68 por medio con respecto al cierre de 2019”, indicaron.

Explicaron que todos los instrumentos registran salidas acumuladas durante el año, con ventas de Cetes por un valor de 82 mil 304 millones de pesos (-33.56 por ciento anual); 165 mil 265.26 millones de pesos en Bonos (- 8.91% anual); y 2 mil 456M en Udibonos (-5.19 por ciento anual).

Desde el máximo histórico de tenencias registrado en marzo de 2019, la caída de valores gubernamentales en manos de extranjeros ha sido de (-) 42.87 por ciento, equivalente a una salida de 329 mil 786.53 millones de pesos. Los portafolios de extranjeros redujeron en general su tenencia de deuda mexicana en todo tipo de instrumentos en los últimos 2 meses y la estructura del portafolio mantiene una distribución similar a la de años pasados: la mayor parte de la tenencia siguen siendo Bonos (89.03 por ciento), seguidos de Cetes (8.59 por ciento) y en mucho menor medida Udibonos (2.3 por ciento) y Bondes D (0.02 por ciento).

“Comparado con el cierre de 2019, el portafolio de extranjeros refleja una exposición mayor a instrumentos de largo plazo, aún a pesar de las importantes ventas de Bonos, mientras que se ha reducido sensiblemente la exposición a Cetes a medida que las tasas de interés de política monetaria se reducen”.

Agregan: Esperaríamos ver una moderación de los flujos de salida en mayo (corto plazo), gracias a la estabilización de mercados globales y expectativas de gradual recuperación a nivel global.

“Además, las tasas mexicanas son todavía muy atractivas al margen de los recortes que ha hecho el organismo central y los que pudiera hacer en el futuro. Ello tomando en cuenta las tasas en el mundo desarrollado e inclusive entre otras economías emergentes que se encuentran en cero o en terreno negativo en términos reales. Consideramos que una aceleración de las ventas es sólo concebible en un entorno de mayor deterioro de mercados financieros globales por el COVID-19 y una recesión global más profunda de lo esperado. Sin embargo, es importante recalcar que decisiones recientes de política pública en México que afectan la confianza de inversionistas (en el sector de electricidad, por ejemplo) podrían elevar la probabilidad de ver perspectivas más negativas por parte de calificadoras, lo que limitaría la recuperación de tenencias en manos de extranjeros y plantearía un riesgo de mayores salidas en el futuro”, finalizaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here