El gobierno federal aseguró que sus programas de apoyo a la economía de las personas, familias y de las micro, pequeñas y medianas empresas (MicroPymes) han sido positivos pues obtuvieron una respuesta de cerca de 900 mil interesados desde que fueron lanzados el 15 de abril, aunque el padrón de beneficiarios ha sido menor por inconsistencias en los registros.

Graciela Márquez, titular de la Secretaría de Economía, dijo que hasta ayer habían sido entregados recursos por 4,779 millones de pesos (mdp) a través de los programas “Créditos a personas y a empresas familiares” y “Créditos a empresas solidarias” con un universo que pretende cubrir hasta 2 millones de créditos en conjunto.

En el informe diario sobre créditos de apoyo, los programas de mitigación del gobierno que buscan encarar los estragos del Covid-19, Zoe Robledo, director general del IMSS dijo que los nuevos beneficiarios incorporados al plan “Crédito a la Palabra” de empresas solidarias, ahora también dirigido a trabajadores independientes y a trabajadoras domésticas, ha recibido hasta hoy 2,412 solicitudes de crédito, desde que arrancó el 13 de mayo pasado, con 118 solicitudes.

El instituto tiene planeado favorecer a un universo de 22 mil 300 trabajadoras domésticas y 23 mil 717 trabajadores independientes con un monto individual de 25 mil pesos por beneficiario, lo que aplicó también en la primera etapa.

En su etapa inicial el programa del IMSS iba dirigido a 645 mil 102 empresarios por igual número de créditos, que alcanzó menos del 23% de participación al cerrarse el 15 de mayo pasado. Robledos dijo que se han enviado 4,624 correos para resolver problemas con los créditos pendientes y que en el programa de apoyo empresarial, “seguimos revisando las inconsistencias para ponernos en contacto directo”.

Robledo señaló que hasta el viernes pasado se tenía la dispersión del 76% de los préstamos hacia empresarios por un monto de 3 mil 434 millones de pesos, de un universo conformado por 180 mil empresarios.

“Hay un número importante (de casos) que tenemos que arreglar; alguna situación de sus cuentas, esto no se cierra el día de hoy, esto permanece, quienes hayan tenido la aprobación y hayan tenido un rechazo por el tipo de cuentas, los vamos a ayudar hasta que esto se resuelva”, aseguró.

El banco Banorte junto con los bancos Santander y Azteca han sido los encargados de aperturar las cuentas de los programas de mitigación del  gobierno federal.

Miguel Valero, director de banca digital de Banorte, señaló que la forma de aperturar una cuenta se ha facilitado por la creación de la aplicación “Pepe Banorte”, que se descarga de manera sencilla  desde el hogar sin tener que presentarse en una sucursal, aunque los interesados deben contar con un teléfono inteligente.  En caso de que la persona favorecida tenga una cuenta vigente con Banorte, no hay necesidad de una nueva apertura.

A través de la cuenta bancaria los interesados pueden transferir hasta 7 mil pesos y realizar retiros de hasta 5,000 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here