La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) registró en abril un desplome de 22.9 por ciento en ventas a tiendas comparables, aquellas con más de un año en operación, y a totales de 19.9 por ciento.

El mes de abril se colocó como el peor desempeño para un cuarto mes desde hace 14 años, el último registro que tiene público de la ANTAD.

Esto debido a la afectación que sufrieron los comercios, especialmente las tiendas departamentales, por el cierre de unidades en el cuarto mes del año, tras la declaración de emergencia sanitaria en el país por la pandemia del coronavirus.

Con lo anterior, abril se colocó como el peor desempeño para un cuarto mes desde hace 14 años, el último registro que tiene público de la ANTAD.

De acuerdo con información del diario El Financiero, en tanto, en términos reales, descontando la inflación de 2.15 por ciento que reportó el Inegi para abril, las ventas de la ANTAD cayeron 24.5 por ciento a tiendas comparables, y totales 21.6 por ciento.

“El indicador se vio fuertemente afectado por el cierre de las tiendas departamentales, que estimamos podrían haber caído 80 por ciento sus ventas en el mes (de abril)”, comentó Marisol Huerta, analista de Ve Por Más.

Destacó que desde el primero de abril cuando el gobierno federal declaró el inicio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, se ordenó el cierre de centros comerciales y todas aquellas tiendas que no fueran esenciales, como las departamentales y especializadas, entre las que se encuentran Suburbia, Liverpool, Sears, Lumen, Office Depot, entre otras.

El 64 por ciento de los ingresos reportados por la ANTAD proviene de las tiendas especializadas que incluyen desde los restaurantes de Alsea hasta las tiendas de conveniencia de Oxxo, 7-Eleven entre otras, mientras que el 27 por ciento de las ventas proviene de autoservicios como Chedraui, La Comer, Soriana, HEB y el 9 por ciento restante son las departamentales como Suburbia, Liverpool, Sears, Palacio de Hierro, entre otras, que representan el 4 por ciento del total de tiendas y 28 por ciento del piso de venta de los agremiados.

Con información de El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here