CAF, banco de desarrollo de América Latina, concluyó una emisión de deuda en el mercado estadounidense, que dio como resultado la colocación de un nuevo bono por un monto de 800 millones de dólares con un plazo a 3 años y un cupón de 2.37 por ciento en condiciones favorables.

La confianza de los inversionistas en la solidez financiera y el impacto del apoyo de CAF en la recuperación de la región ante la pandemia del COVID-19, permitió una demanda de 1.200 millones a tasas y plazos favorables.

A pesar del ambiente de alta volatilidad, esta emisión logró una gran receptividad con aproximadamente 90 inversionistas registrados en el libro de órdenes con una demanda de 1.200 millones de dólares.

“Nos complace ratificar el crecimiento de la confianza y el interés de los inversionistas en los bonos de CAF para impulsar las políticas anticíclicas y sociales que están implementando los gobiernos ante la pandemia del COVID-19. Estos recursos que hemos conseguido a tasas favorables se destinarán para financiar parcialmente la línea de emergencia de 2 mil 500 millones de dólares con la que estamos apoyando oportunamente a los países miembros para proteger el bienestar y el empleo en la región”, aseguró Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF, a través de un comunicado enviado a la prensa.

Esta emisión se destaca por el alto volumen de órdenes individuales.

Esta emisión se destaca por el alto volumen de órdenes individuales. Entre los principales inversores también se encuentran los administradores de fondos, instituciones oficiales y bancos comerciales. Los bancos colocadores fueron Barclays, Citi, HSBC y J.P. Morgan.

“CAF apoya a la región de manera ágil y oportuna mediante una serie de instrumentos financieros y técnicos que complementan las medidas que están aplicando los gobiernos”, apunta el organismo financiero.

La estrategia integral, explica, contempla una línea de crédito regional de emergencia de 2.500 millones dólares para reforzar las medidas económicas anticíclicas. Las pequeñas y medianas empresas, y el sector privado en general, también se podrán beneficiar de la liquidez que se está irrigando a los bancos de desarrollo locales y a los bancos comerciales para promover la recuperación económica de América Latina.

Por otra parte, CAF ha puesto a disposición de los países mecanismos de capacitación virtual y se encuentra abocado a la generación de conocimiento, elementos fundamentales para que los países puedan diseñar sus estrategias de recuperación económica manteniendo los logros sociales alcanzados en las últimas décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here