En medio de las restricciones a la movilidad social y productiva a consecuencia del Covid-19, cuyos contagios volvieron a repuntar ayer en México, funcionarios del gobierno federal afirmaron que los programas de apoyo para salvaguardar empleos y la viabilidad de pequeñas y medianas empresas (Pymes) mostraron saldos positivos hasta la actualización realizada el jueves.

El programa IMSS Crédito a la Palabra reportó apoyos por un total de 2 mil 883.8 millones de pesos (mdp), más de la mitad de todo el presupuesto anual asignado a la Secretaría de Economía, lo que se traduce en una dispersión de créditos para necesidades de “pequeñas economías de escala”, dijo Zoe Robleado, director general de la institución.

El programa está destinado a aquellos empresarios “responsables” que operan empresas con uno a 10 trabajadores y que en los primeros 3 meses de este año, en un acto de “fraternidad” con ellos, siguen manteniendo su planta trabajadora. A la fecha se han asignado un total de 645 mil créditos, de los cuales 115 mil 350 se recibieron ayer.

El destino de los recursos de este programa del IMSS es diverso y va desde el pago de servicios, renta, pago de nómina, hasta adquirir equipo y herramientas de trabajo.

Datos de la institución indican que la Industria de la Transformación, que incluye a las maquiladoras y que tienen un peso de 16% del PIB, son las que generan el grueso del empleo en México. De las 127 mil empresas registradas, aquellas que emplean a entre 1 y 10 trabajadores representan el 74% de ese universo, esto es, 5.6 millones de empleos. Citando datos de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, el IMSS indica que la industria manufacturera de la transformación “tiene un riesgo alto por el Covid-19”.

En la conferencia de prensa sobre los informes de los créditos otorgados por el Gobierno Federal ante la contingencia, la secretaría de Economía, Graciela Márquez, señaló que las acciones de canalizar recursos a empresas y trabajadores también contemplan la etapa de  un repunte de la economía mexicana una vez superado el Covid-19.

Márquez también reconoció que, en este proceso, se han detectado fraudes cibernéticos, siendo el más frecuente el phishing, mensajes de un correo electrónico de instituciones confiables que solicitan datos personales para cometer fraude. “Si alguien pide un adelanto o un deposito seguramente va a ser un esquema fraudulento”, alertó la funcionaria.

Por su parte Luis Antonio Ramírez, titular del ISSSTE mencionó que los apoyos a maestros, médicos, enfermeras y el universo de 3 millones de trabajadores de la Instituto cuentan con un paquete de apoyos por 35 mil millones de pesos, que se van a distribuir en 672,200 préstamos personales a través de sorteos que permiten que los participantes tengan las mismas posibilidades de ganar.

El primero de ellos que terminó el 30 de abril, otorgó 165,765 créditos; el universo de estos créditos tienen la denominación de especiales (rojos), conmemorativos (blancos) y ordinarios (verdes), donde los ordinarios consisten en montos que van de 20,700 a 36,800 pesos, con un plazo de 9 a 24 meses y una tasa de 7.25%.

Los créditos especiales van de 28 mil a 158 mil pesos, con plazos de 16 a 14 meses y una tasa de 10.5% mientras que los conmemorativos son sorteos con créditos que van de 42 mil a  212 mil pesos, con un plazo a  24 meses y un interés de 12.5%.

El primer sorteo, que finaliza el 4 de mayo, representará una bolsa de 32,222 préstamos por un monto de 1,800 mdp. El próximo sorteo se realizará el 6 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here