En abril pasado, las ventas de automóviles en México sumaron 34,903 unidades, un desplome respecto a las 87,517 unidades vendidas en marzo y la menor cifra reportada de todo el registro, con una serie que data de 2005, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), con base en estadísticas de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Las ventas de autos enfrentaban ya un escenario adverso puesto que desde abril de 2017 solo han experimentado tres meses con variación anual positiva, dijeron expertos. Sin embargo, destacaron, el hundimiento presentado en abril no tiene parangón.

“Es de una magnitud descomunal, reflejo de la parálisis que se vive a partir de las medidas de contingencia para combatir el Covid-19”, destacó el Grupo Financiero Monex.

Las 21 empresas automotrices afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), comenzaron a reportar en marzo un desplome en sus ventas, en principio por la desaceleración de la economía local, lo que se recrudeció ante el colapso de la economía global por el Covid-19.

Durante marzo, las ventas al público en el mercado interno se hundieron 25.5%, con la colocación de 87,517 unidades respecto a las 117,513 colocadas en igual mes de 2019.

En un desplegado emitido a finales de marzo, la AMIA dijo que el papel estratégico de este Sector en la economía mexicana los ha llevado a plantear a los gobiernos Federal y locales un Acuerdo Nacional que, mediante un esfuerzo conjunto, busque enfrentar la recesión global y nacional provocada por el Covid-19.

El organismo fue creado en México en 1951, y la producción de sus agremiados representa hoy el 3.8% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y 20.5% del PIB del Sector de la Manufactura.

La AMIA planteó en esa ocasión una Política Fiscal de apoyo a sus empresas colaboradoras, afectadas ya con paros técnicos en México que fueron decretados por la rápida propalación del virus a finales de febrero.

Si bien bancos globales han destacado la actuación del Banco de México y de la Comisión de Cambios, con decisiones de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México, ante una recesión propulsada por el Covid-19 sólo comparada con la Gran Depresión de 1929, han descalificado la inacción del Gobierno Federal, al no contar con medidas de política fiscal suficientes para buscar contener la crisis.

El sector automotriz representa una de las industrias más integradas a las cadenas globales de suministro. Las medidas de distanciamiento social y el cierre de fronteras para detener la Pandemia socavará aún más la actividad, que creció de manera exponencial a raíz del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre EU, Canadá y México que funcionó por 21 años y dio paso al recién creado T-MEC.

Datos de la agencia Reuters que citan a la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) indican que las ventas automotrices en México tuvieron hasta marzo caídas interanuales en 33 de los últimos 36 meses.

En lo que va del año se han vendido casi 300,000 unidades, lo que representa un descenso de poco más del 10% respecto al primer trimestre del 2019.

La expectativa del sector es que este año las ventas caigan un 26%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here