La Habana (Prensa Latina).- Ante la aparente disminución de casos de infección por la Covid-19 en Europa, países de esa área geográfica decidieron relajar las medidas restrictivas en medio de la pandemia, que afectó allí a cientos de miles de personas.

Países europeos decidieron relajar las medidas restrictivas en medio de la pandemia, que afectó allí a cientos de miles de personas. 123rf

La ansiedad de gobiernos y empresarios del viejo continente debido a la depresión económica generada por el SARS-CoV-2 se traduce en medidas desesperadas para tratar de regresar a la normalidad e iniciar la recuperación económica en sus respectivos países, desoyendo el llamado de prudencia de la OMS.
Recientemente fue noticia la reapertura de comercios en Suiza, el retorno a los centros educativos de los más pequeños en Noruega y en Alemania, además del levantamiento de las restricciones para el libre desplazamiento de los infantes en España.
Mientras en Francia el primer ministro, Edouard Philippe, anunció para el próximo 11 de mayo su llamada “estrategia nacional de salida del confinamiento”, mientras Italia aplicará medidas similares antes, a partir del 4 del propio mes.
El Gobierno de Turquía, en tanto, levantó el toque de queda y eliminó restricciones impuestas para contener el avance de la Covid-19, acción justificada por el Ministerio del Interior, el cual expresó que la mayoría de los ciudadanos acataron las medidas y permitió adoptar tal decisión.
Pero la creciente tendencia a relajar las disposiciones para frenar la enfermedad provocaron declaraciones de la comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, quien alertó sobre los efectos negativos de esas políticas y  advirtió acerca de la posible agudización de la crisis en la región.
“Si nos movemos demasiado rápido, no nos coordinamos con efectividad y fracasamos en comunicarnos con los ciudadanos, corremos el riesgo del incremento de los contagios y ponemos en peligro los sacrificios de las personas, en especial, del personal de salud de primera línea, señaló.

PRESIONES ECONÓMICAS SUPERAN LA PRUDENCIA

Algunos gobiernos como el de Ángela Merkel, en Alemania, país que asumirá el liderazgo del Consejo de la Unión Europea en julio, reciben presiones de sectores de la oposición o de desesperados actores económicos, quienes critican la prolongación de las medidas de confinamiento.

Mientras la jefa de gobierno aboga por la reducción progresiva de las restricciones, nombres muy respetados en el entorno político como Wolfgang Schauble, presidente de la Cámara de Diputados, levantan su voz contra lo que llaman “confinamiento prolongado”.
En declaraciones al diario local Tagesspiegel, Schauble calificó de “absolutismo injustificado” el hecho de que la protección de la vida esté por encima de cualquier otra decisión.
Armin Laschet, dirigente de la Unión Demócrata Cristiana y presidente del Estado de Renania del Norte-Westfalia, tras varios debates con Merkel solicitó al Ejecutivo la “acelerada relajación de las medidas restrictivas”.
Los sectores más radicales del entorno político germano como el partido Alternativa para Alemania, también se sumaron a las duras críticas contra el Ejecutivo y ante la carencia de otros argumentos arremetieron contra Merkel y las políticas gubernamentales de restricción.
“El confinamiento generalizado pudo evitarse, ahora no conseguimos salir de él con éxito”, declaró Sebastián Münzenmaier, militante de esa fuerza política, al tiempo que abogó por la apertura de los comercios y el retorno a la normalidad en el país.
En Italia el sector industrial presiona al Ejecutivo para reanudar la actividad lo antes posible, pero el confinamiento estará en vigor al menos hasta el 3 de mayo, según el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en declaraciones publicadas por el periódico  Il Giornale.
Mientras, en Grecia el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, anunció el levantamiento progresivo de las restricciones partir del lunes 4 de mayo con la apertura de comercios minoristas y peluquerías.
Para fines de junio, el gobierno heleno espera retornar de forma total a la normalidad, presionado por la necesidad de reactivar la temporada turística, principal motor de la economía.
Expertos financieros describen a Europa dividida entre los Estados del Norte, partidarios de la austeridad y hasta el momento menos afectados por la pandemia, y los del Sur, que abogan por compartir los costos de la crisis y asumir la deuda de forma conjunta mediante los llamados “coronabonos”.

LA POSTURA DE LA OMS

 

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, exhortó a los gobiernos a seguir en alerta por la pandemia del SARS-CoV-2, pese a la reducción de casos en algunos de los países más afectados en Europa. 123rf

Pero las autoridades sanitarias globales llaman reiteradamente a la precaución y rechazan el manifiesto relajamiento de las restricciones que algunas naciones del área implementan.
Hans Kluge, directivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el viejo continente, subrayó en declaraciones a la prensa que “es el momento de duplicar y triplicar nuevamente nuestros esfuerzos colectivos para suprimir el virus”.
Pensar que nos estamos acercando a un punto final sería algo peligroso y advirtió que cualquier cambio en la estrategia de respuesta, la relajación del estado de bloqueo o las medidas de distanciamiento físico, requiere una consideración muy cuidadosa.
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, exhortó a los gobiernos a seguir en alerta por la pandemia del SARS-CoV-2, pese a la reducción de casos en algunos de los países más afectados en Europa.
En varias naciones la enfermedad está en su fase preliminar, en otros hay rebrotes, advirtió en conferencia de prensa y alertó sobre “no caer en la complacencia”, en referencia a la sensación de “frustración” que puede generar en la población la extensión prolongada del confinamiento.
Queda mucho por hacer todavía, sentenció, al tiempo que pidió al mundo que se mantenga alerta ante una pandemia que hasta hoy infectó a casi tres millones de personas en todo el orbe,  mientras la cifra de muertos supera los 200 mil.

* Por Ernesto Hernández Lacher , periodista de la Redacción Internacional de Prensa Latina.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here