La firma de insights Kerry, que también fabrica saborizantes con base en estudios de mercado y ciencias de la nutrición, aseveró que en México 6 de cada 10 consumidores están solicitando comida a domicilio por aplicaciones en algunos segmentos, ante las restricciones de movilidad social provocadas por el Covid-19.

“La entrega a domicilio es el nuevo modelo operativo para las cadenas de restaurantes, incluso (para aquellos) establecimientos que no usan aplicaciones como Uber Eats o Rappi” aseguró la empresa de estrategias en un informe.

Las nuevas herramientas usadas para pedidos de comida a domicilio son WhatsApp e Instagram las cuales comenzaron a ofrecer promociones y descuentos en el valor de entrega. Rappi, por su parte, ha triplicado sus envíos y son varios los establecimientos adheridos a esta plataforma que ya no cobran por la entrega.

“El número de socios en una de las principales plataformas de entrega en el país aumentó más de un 250%”, añadió.

Kerry indicó además que el 20% de los mexicanos realizan ya sus compras de supermercado a través de sitios web desde que las restricciones se hicieron más severas.

Ayer miércoles el País reportó 16,752 personas infectadas por la nueva cepa del Coronavirus, 1,233 casos más que ayer, y 163 decesos, el mayor número de personas fallecidas en un solo día desde que la epidemia arribó a finales de febrero.

La firma de investigación de mercados señala también que en México han surgido nuevos patrones de consumo y nuevas herramientas que reflejan las afectaciones del entorno: de esta forma, se ha incorporado el modelo Pick´n Go, que consiste en ordenar por teléfono y luego recoger en la tienda o punto de venta, mientras que algunas panaderías y confiterías locales optaron por el modelo DIY o Do It Yourself donde los materiales para elaborar platillos son vendidos en paquete y que los clientes puedan hacer sus propias creaciones desde casa.

Algunas marcas, también ofrecen clases en línea de panadería y confitería a través de Instagram Live, mientras que los chefs reconocidos están ofreciendo clases en línea.

“Para ayudar a los restaurantes a continuar con sus negocios, se ha desarrollado una gran red de solidaridad y la gente está comprando bonos para poder utilizarlos cuando lo deseen durante 2020, una vez que la crisis pase”, de acuerdo a la información de Kerry.

En el comercio minorista, las ventas de algunos alimentos como arroz, frijoles y huevos han exhibido un crecimiento de 400% durante las dos primeras semanas de abril, en tanto que la demanda de alimentos enlatados, que tiene una vida útil más larga y reduce rápidamente la necesidad de una nueva compra, también ha aumentado, especialmente las sardinas y el arenque (+155%) y el atún (+151%), según la firma de insights.

Kerry cita a la agencia de investigación de mercados Zinklar al indicar que los consumidores mexicanos están comprando no solo más unidades de productos, sino que también han preferido paquetes más grandes, con una mayor preferencia de artículos nacionales.

“Ante una situación de aislamiento social los consumidores en América Latina cambiaron su comportamiento de compra y consumo. Este cambio repentino en los hábitos ha desafiado a la industria de alimentos y bebidas, y especialmente al sector de servicios de alimentos, que se ven obligados a buscar nueva información y reinventarse” indicó la firma de insights.

Un estudio elaborado por la fintech mexicana Konfío indica que la media de decrecimiento del Sector de Restaurantes ha sido de un 60%, aunque existen casos con caídas más pronunciadas, que van desde el 120% hasta un 300%.

De acuerdo con la aplicación de Google “Mobility Changes” sólo durante marzo, las tendencias de movilidad para lugares como restaurantes, cafeterías y centros comerciales, se hundieron en -45% en México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here