El Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) mostró una baja de -0.2% en términos reales en febrero respecto a enero, mientras que a tasa anual, es decir de febrero de 2019 a febrero de 2020, exhibió una reducción real de -1.6%, según cifras difundidas hoy por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). El resultado se colocó en línea con lo esperado por analistas y sumó dos meses consecutivos de retrocesos.

El IGAE es un indicador que sigue la evolución del sector real de la economía (sectores primario, secundario y terciario) y es el referente preciso para medir el PIB del país. El PIB de México cerró el año pasado con una baja de -0.1%, su primer revés en una década.

En términos mensuales y por grandes grupos, las Actividades Primarias se hundieron en -5.7% respecto a enero pasado, el mayor descalabro de la muestra. Las actividades Secundarias bajaron -0.6% mientras que las Terciarias mostraron un tímido crecimiento de 0.1% de enero a febrero.

En términos anuales -es decir, febrero de 2019 contra febrero pasado- las Actividades Primarias se desplomaron -8.3%, en tanto que las Secundarias retrocedieron -3.5% y las Terciarias lo hicieron en -0.3%

Las Actividades Primarias se relacionan con la agricultura; la ganadería; la pesca; la minería y la explotación forestal.  Las Actividades Secundarias están representadas por las industrias pesadas y ligeras que fabrican productos terminados, listos para su consumo, mientras que las Actividades Terciarias refieren principalmente al Sector de los Servicios.

Con cifras desglosadas del IGAE y en términos anuales, el desempeño Industrial (Actividad Secundaria) cayó en -3.5% de febrero de 2019 a febrero pasado, afectada por los Sectores de la Construcción y las Manufacturas, donde éstas últimas se vieron golpeadas por las disrupciones en las cadenas de suministro.

En términos anuales, en el Sector de los Servicios (Actividad Terciaria) destacó la desaceleración de las ventas al menudeo, las cuales retrocedieron en -0.5%, pese a un entorno de un relativo auge en las compras precautorias, sobre todo en alimentos y bebidas, como resultado de la Pandemia.

Sin embargo, fue el Sector de la Agricultura (Actividad Primaria) el que más cayó, en -8.3%, de febrero de 2019 a febrero pasado, con reportes que sugieren problemas con algunas cosechas ante un clima adverso.

“En este contexto, recientemente, revisamos nuestro estimado del PIB para 2020 de -3.5% a -7.8% (derivado de) una incertidumbre mayor a la usual en el pronóstico debido a la falta de visibilidad sobre la duración de las medidas de distanciamiento social, entre otros factores”, destacó el banco Banorte en un reporte emitido hoy.

A Banorte se suman los ajustes realizados en esta misma semana por Citibanamex y la Cepal, con proyecciones de caídas del PIB mexicano para el cierre de 2020 de -9% y de -6.5%, respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here