La agencia de riesgos crediticios S&P Global dijo que México se convirtió en el país de América Latina que más tardó en objetar a la crisis provocada por la pandemia Covid-19, tanto en materia de Salud Pública como en programas de estímulos para su economía, lo que tendrá consecuencias, según un análisis de la calificadora fechado el 23 de abril y distribuido hoy.

“En general, los países con respuestas tardías de Salud Pública y programas de estímulo limitados verían recuperaciones tibias (como México)”, advirtió la agencia sobre la segunda economía más grande de la Región. En contraste, S&P Global mencionó a Chile con la respuesta más contundente de la zona, mientras que ubicó al gigante Brasil en la media de la tabla.

Con una distancia de varias semanas contra otros países, el Gobierno mexicano anunció apenas medidas de estímulo por el equivalente a 3% del PIB, tildadas por expertos como insuficientes y tardías. El Banco de México (Banxico), por su parte, dio a conocer un paquete por 750 mil millones de pesos para salvaguardar mercados financieros y el funcionamiento de la planta productiva, que, junto con medidas previas, equivalen al 3.3% del PIB mexicano.

“Una fuente adicional de vulnerabilidad externa es la participación de inversión extranjera en bonos del gobierno en moneda local, lo que es relevante en muchos países emergentes clave, incluidos Indonesia, Sudáfrica, Rusia, México, Malasia, Colombia y Polonia”, destacó también la agencia de riesgos, que advierte que una mayor aversión al riesgo podría desencadenar una salida en estampida sobre estos activos, impactando aún más las tasas de interés y sus divisas.

La crisis del petróleo y la incertidumbre por el cierre de golpe de la economía global derivado de la pandemia ha sacudido fuertemente al peso mexicano, que este viernes cerró en 25.13 unidades por dólar, el segundo peor nivel registrado por el Banco de México. En la última semana, la divisa se depreció 5.28%, y, en lo que va del año ha mostrado un desplome de 26.5% de su valor frente al dólar.

“Las economías que han implementado rápidamente políticas de distanciamiento social, junto con un fuerte estímulo económico, deberían ver recuperaciones más fuertes (como es el caso de Chile)”, destacó a su vez la calificadora.

La economía de más peso de América Latina, Brasil, se encuentra en un punto intermedio, con una respuesta de Salud Pública no coordinada, pero adoptando medidas “moderadas” de estímulo económico, dijo S&P.

En una tabla de las economías emergentes considerada por la agencia a nivel global, en la variable de decisiones, México también posiciona mal, ocupando el penúltimo lugar.

En la muestra, que expone la variable “decisiones políticas podrían hacer lenta y tardada la recuperación”, el país se ubica por debajo de 8 naciones (Brasil, Sudáfrica, China, India, Arabia Saudita, Turquía, Indonesia y Argentina). De una tabla total de 10, México solo supera a Rusia, que hasta este viernes sumó 68,222 casos de contagio y 615 decesos, de acuerdo con el sistema World Meters.

Con un sistema de detección selectiva (“Centinela”) criticado por algunos expertos por temor a los subregistros, México suma hasta hoy 11,633 casos de personas infectadas y 1,069 decesos.

“Nuestra expectativa de un impacto más prolongado y profundo del Covid-19 en las economías de Estados Unidos y la Eurozona pondrán en peligro la demanda externa de los Economías Emergentes”, dijo la agencia.

Esto es particularmente cierto para México, cuya actividad de exportación está totalmente ligada a Estados Unidos, añadió S&P.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here