Los datos recientes sobre el desempeño de economías avanzadas y la conmoción que han recibido a consecuencia de la crisis por el Covid-19 afectaron el ánimo de los inversionistas y el desempeño de los mercados financieros de México, donde el peso retrocedió 1.43% este jueves, mientras que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) avanzó marginalmente 0.05%, para ubicar a su indicador de referencia en las 34,240.60 unidades. 

En las primeras horas de la jornada, Estados Unidos dio a conocer que las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo hasta la semana previa sumaron 4 millones 427 mil, lo que significa que la economía más dinámica del mundo ha perdido alrededor de 26.45 millones de empleos en las últimas 5 semanas, destapando los temores de que la tasa de desempleo durante abril se ubique arriba del 17.9%, nivel no visto desde la Gran Depresión de 1929. 

“La tasa de desempleo podría ser mayor pues el choque de oferta a causa de la pandemia también ha desalentado la búsqueda de empleo, lo que probablemente reducirá la tasa de participación laboral”, destacó en un reporte el banco Base. 

En Europa, el informe adelantado del comportamiento del Sector Manufactura (PMI) registró en abril caídas históricas. De esta forma, el Índice Compuesto de la Actividad Total se desplomó a 13.5 puntos, su mínima lectura en registro desde 1998. El Índice de Producción del Sector Manufacturero, por su parte, registró niveles de18.4 unidades, un récord a la baja desde 1997. 

Por su parte, el Índice del Sector Servicios marcó un nivel de 11.7 unidades en comparación con el nivel de 26.4 del mes previo, marcando también un mínimo histórico.  

Los inversionistas internacionales dejaron a un lado los anuncios hechos en los últimos dos días por el Gobierno Federal y el Banco Central donde dieron a conocer sendos paquetes de apoyos fiscales, monetarios y económicos para salir al paso a los estragos de la pandemia, lo que expertos calificaron desde ayer como insuficientes y tardías. 

Por el contrario, en el ánimo de los inversionistas siguió pesando la rebaja hecha por dos de las tres agencias calificadoras de más influencia a nivel mundial, Moody’s y Fitch, las cuales rebajaron las notas para la deuda de México y la petrolera estatal Pemex, colocando la de ésta última en un rango de “basura”. 

El peso mexicano cerró la jornada en las 24.8160 unidades por dólar, ampliando sus pérdidas iniciales, cuando marcó niveles de 24.45 pesos por dólar. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here