Citibanamex, filial del gigante estadounidense Citigroup, dijo el martes que ajustó a la baja la caída de crecimiento económico para México, a -9%, frente a un estimado de -5.1% de hace 15 días y alertó que bajo un nuevo escenario de recesión desencadenado por los impactos del Covid-19, “el Gobierno (mexicano) no podrá permanecer pasivo”.

De acuerdo con Citi, las autoridades se verán obligadas a instrumentar un apoyo fiscal adicional equivalente a 1.5% del PIB en 2020, pero advierte que si el apoyo fiscal falla, y aun dando por sentado que el Presupuesto Público se gastará eficientemente, “la caída de la actividad económica sería mayúscula, de -10.5%”.

“En el frente fiscal, la situación ya se ha convertido en un problema de economía política”, advierte la institución.

Si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ajustó a la baja las proyecciones del PIB de este año, en -2.9% del PIB, dato que incluyó en los Pre-Criterios Generales de Política Económica de 2021, éstas aún son “optimistas” contra el consenso del mercado, donde firmas globales de inversión, como Bank of America o JP Morgan, proyectan caídas de -8% y -7%, respectivamente.

Este martes también la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) dijo que ajustó sus pronósticos de decrecimiento para México en este año a -6.5%, desde una proyección anterior de entre -3% a -6%, situándolo como una de las economías con mayores retrocesos de la región, junto con Argentina, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

Citibanamex dijo en su reporte divulgado hoy que, pese a que los ajustes son más moderados en lo que respecta a las variables de inflación y tasa de interés, hay una necesidad de cambios en el mensaje del Banco de México (Banxico).

“En nuestra opinión, el balance de riesgos de inflación de Banxico no puede permanecer indefinido ante las circunstancias actuales…los miembros de la Junta deben ofrecer una orientación más clara respecto a la trayectoria esperada para la política monetaria”, subrayó.

“Si bien consideramos que la respuesta de la Junta de Gobierno al deterioro del panorama macro financiero ha sido apropiada en general, nos preocupa que hasta ahora haya dado pocas señales mayores recortes de tasas”, agregó.

Citibanamex espera que la tasa base llegue a 4.50%  al cierre de año, y espera que Banxico reduzca la tasa en 50 puntos base (pb) en una reunión no programada “que podría tener lugar tan pronto como esta semana”, seguida de otra disminución de la tasa de 50 pb en su reunión regular en la semana del 14 de mayo.

En un reporte divulgado la semana pasada, el banco Banorte estimó que para fines de este año la tasa de interés ubicaría un nivel de 4.75%. Esto representa un nivel no visto desde 2013, de acuerdo con series históricas del Banco de México (Banxico).

Los bancos centrales alrededor del mundo han relejado de manera acelerada las condiciones de política monetaria ante la intempestiva irrupción del Covid-19 en la economía mundial. De esta forma, a la fecha, 63 bancos centrales han disminuido su tasa de referencia y, a partir de marzo, han anunciado programas de estímulos a fin de proveer de liquidez a consumidores y empresas.

“Ciertamente, coincidimos con Banxico en que la prudencia debe de reinar sobre todo en esta coyuntura; no obstante, pensamos que la prudencia ahora toma una forma diferente”, resaltó Citibanamex en su informe procesado de una manera más amplia en la plataforma City Velocity, restringido a clientes institucionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here