Expertos anticiparon que la tasa de interés base de México siga bajando a consecuencia del entorno de desaceleración económica provocado por la propalación del Covid-19, que azota a nivel mundial. De esta forma, para fines de este año la tasa de interés ubicaría un nivel de 4.75%, no vista desde 2013, de acuerdo con series históricas del Banco de México (Banxico).

El próximo movimiento a la baja estaría cercano, y sería independiente del resultado próxima reunión de Política Monetaria de la Junta de Gobierno del Banco Central, programada para el próximo 14 de mayo.

“Será una disminución de 50 puntos base antes de su próxima reunión calendarizada de mayo” indicó en un análisis el banco Banorte, que agrega que, derivado del nuevo entorno, ajustó también sus pronósticos de inflación para finales de 2020, de 3.6% a 3.2%.

El Banco de México promulgaría en su reunión de Política Monetaria de mayo, adicionalmente, una reducción de 50 puntos base (pb), para situar la tasa de interés de referencia en 5.50%. A esto se sumaría otro ajuste más de 75 pb, cerrando 2020 en niveles de 4.75%, estimó Banorte.

Los bancos centrales alrededor del mundo han relejado de manera acelerada las condiciones monetarias globales ante la intempestiva irrupción del Covid-19 en la economía mundial. De esta forma, a la fecha, 63 bancos centrales han disminuido su tasa de referencia y, a partir de marzo, han anunciado programas de estímulos a fin de proveer de liquidez a consumidores y empresas.

El diferencial de tasas reales de corto plazo entre México y Estados Unidos, ajustado por prima de riesgo, otorga un espacio de alrededor de 175 pb para no “generar un deterioro adicional en la moneda (peso mexicano)”, de acuerdo con los cálculos de Banorte.

“Al comparar algunos países emergentes que son competidores naturales de flujos de capital de México, podemos observar que la tasa de Banxico (tanto en términos nominales como reales) es una de las más atractivas todavía”, dijo el banco.

Las series históricas del Banco de México (Banxico) indican que, durante 2013, México arrancó una tendencia de bajas en su tasa de interés: en ese año, la tasa base ubicó un nivel promedio de 4.01%.

En el año siguiente, es decir, en 2014, la tasa de interés base del País ubicó un nivel promedio de 3.25%; en 2015, de 3.07% y en 2016, de 4.18%.

Sin embargo, durante 2017, México rompió la buena racha, con una tasa de interés promedio que niveló un 6.77%. En 2018, se registró una tasa promedio de 7.05%, y, al cierre del año pasado, ésta alcanzó un promedio de 7.41%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here