Los restaurantes mexicanos, no importa su antigüedad o tradición, están experimentando “una auténtica tragedia” en México ante el arribo de la pandemia Covid-19 y las consecuentes medidas de distanciamiento social, con una caída constante en sus ingresos a partir de febrero, cuando las autoridades de salud reconocieron los primeros contagios.

La última semana de enero había resultado prometedora para los operadores de restaurantes, pero la situación se alteró radicalmente.

El peor momento se dio a partir de la última semana de marzo, con 425 casos confirmados y 5 defunciones en México. Para ese momento, el sector restaurantero sufrió un desplome general del 40% en (sus) ingresos”, dijo en un análisis la fintech Konfío, que cita información de organismos públicos y privados.

En la medida que México se dirige a la Fase 3 de la crisis sanitaria, es decir, la probabilidad de una transmisión más uniforme del coronavirus a nivel nacional, el desempeño del sector restaurantero se vuelve más complejo.

“La media en el decrecimiento del sector ha sido de un 60%, aunque existen casos con caídas más pronunciadas, que van desde el 120% hasta un 300%” expone Konfío con la información recabada.

En el análisis divulgado, la fintech refiere que Google “Mobility Changes, concluyó que, sólo durante marzo, las tendencias de movilidad para lugares como restaurantes, cafeterías y centros comerciales, se han hundido en –45% en México.

La rápida transmisión del virus en los mercados globales, también ha tenido impactos en la actividad: un aspecto que comenzó a afectar desde un principio a los restaurantes mexicanos, inclusive antes de que la epidemia se extendiera, fue el incremento en los precios de insumos importados. 

Para marzo el recorte de gastos que realizó esta actividad fue en promedio 10%, pero hacia la última semana llego hasta el 60%.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) indica que el sector genera más de 1.5 millones de empleos directos, y aporta el 1.3% del PIB.

Salidas a la crisis es posible

Konfío, precursora del segmento de créditos en línea en México, dice que una de las principales dudas entre los pequeños empresarios es la viabilidad de un financiamiento durante momentos de crisis.

Hay que tener en cuenta que el objetivo actual no debe ser tanto el crecimiento, sino la protección del negocio y operatividad, algo que solo se logrará con liquidez”, advierte.

Los créditos empresariales pueden resultar una buena herramienta de liquidez. Una vez que se entiende este principio, indica Konfio, solo queda comprender que la necesidad de dinero debe estar acompañada de una buena planeación y objetivos.

Es decir, millones de pequeños y medianos negocios no tienen que esperar el rescate del Sector Público o los largos procesos de la banca tradicional.

“El mercado financiero en México ha ido expandiéndose de manera importante, algo que ha permitido al usuario tener más opciones de dónde escoger (siempre analizando y comprobando cada opción)”, subraya la fintech.

Konfío ofrece préstamos para capital de trabajo a micro y pequeñas empresas y a profesionistas independientes, y, a través de la tecnología, ha dado agilidad, oportunidad y transparencia a cada uno de sus procesos.

Más abajo, información de interés/ Relación caída ingresos Sector Restaurantero

Página de la fintech: https://konfio.mx/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here