Petróleos Mexicanos (Pemex) espera recibir este año cerca de 7 mil 500 millones de pesos (unos 313 millones de dólares) derivado de su programa de coberturas petroleras, dijo el miércoles su director general, Octavio Romero, en conferencia de prensa, de acuerdo con información de la agencia Reuters.

Con esto, de acuerdo con Romero, Pemex está “parcialmente” cubierto por su programa de cobertura. La cobertura contratada por Pemex es diferente a la que contrata anualmente la Secretaría de Hacienda para blindar los ingresos de petróleo que recibe el País de la fluctuación de precio.

Un informe sobre éstos últimos recursos elaborado por la agencia calificadora HR Ratings, al cual Fortuna tuvo acceso, estima que, con base en un precio promedio de 22 dólares por barril durante 2020, con respecto a los 49 dólares por barril presupuestados en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), los contratos alcanzarían los 5 mil 815 millones de dólares (mdd), unos 126 mil millones de pesos (mdp).

Datos oficiales indican que el volumen de barriles cubiertos por la cobertura de la llamada empresa productiva del Estado ha disminuido en los últimos años, a medida que aumentaron los costos para un programa propio del Gobierno Federal, el cual es tres veces mayor que el de Pemex.

Recientemente, la petrolera anunció que había comenzado a recibir recursos por las coberturas, a principios de marzo pasado, después que los precios del petróleo comenzaron a caer en febrero.

El precio de la mezcla mexicana de exportación de Pemex se ha estabilizado en los últimos días alrededor de 16 dólares por barril (dpb), pero a principios de abril, la cotización de la mezcla mexicana de petróleo en lo mercados internacionales llegó a tocar los 10.61 (dpb), su tercer nivel más bajo desde noviembre de 1999.

Sin embargo, los 16 dpb están muy alejados de los 49 dólares que la petrolera había estimado para este año.

A nivel mundial, la demanda de petróleo cayó en 10 millones de barriles por día (bpd) durante febrero y se espera que caiga otros 16 millones de barriles por día a fines de abril, según cálculos independientes, de acuerdo con Reuters.

Durante el fin de semana, 23 productores de petróleo bajo la iniciativa OPEP + acordaron retirar del mercado 9.7 millones de bpd de crudo para estabilizar los precios. México fue parte del acuerdo con un recorte de 100,000 bpd que se aplicará solo en mayo y junio.

Los otros fondos

La cobertura contratada por Pemex es mucho menor a la que contrata anualmente la Secretaría de Hacienda para blindar los ingresos de petróleo que recibe el País de las fluctuaciones de precios.

Éstas tienen un costo de alrededor de 1,000 a 1,200 millones de dólares cada año y se contratan para proteger los ingresos petroleros del gobierno federal, no los ingresos de Pemex.

Los ingresos que recibe el Gobierno Federal cuando se activa un contrato de cobertura no se registra en la cuenta de sus ingresos petroleros. Estos ingresos los reciben el gobierno a través del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP)

“Con base en la información dada a conocer por la SHCP, estimamos que para 2020 el número de barriles cubiertos podría llegar a 590 miles de barriles diarios (mbd) de los 1,134 mbd estimados para la plataforma de exportación en los Criterios Generales de Política Económica”, dijo en su informe la calificadora HR Ratings.

Esto resultaría en un total de 215 millones de barriles cubiertos durante 2020 con respecto a un total de 414 millones de barriles de la Plataforma de Exportación.

Con base en un precio promedio de 22 dólares por barril durante 2020, con respecto a los 49 dólares por barril presupuestados en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), HR Ratings estima que los contratos alcanzarían los 5 mil 815 millones de dólares (mdd), unos 126 mil millones de pesos (mdp)

Los ingresos corresponden al FEIP y no propiamente al Gobierno Federal, por lo que los montos que pueda llegar a transferir el FEIP al gobierno dependen de reglas de operación, con las cuales se determinará qué montos podrá recibir el Gobierno Federal cuando los ingresos presupuestarios no alcancen a cubrir los ingresos presupuestarios definidos en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF).

Una de estas reglas especifica que en 2020 el Gobierno Federal no podrá recibir más de 79 mil mdp del FEIP, o la mitad del saldo al cierre de 2019, que ascendió a 158 mil 500 mdp.

En este escenario el FEIP se quedaría con el remanente de 47 mil mdp.

“Con esto, es posible que el FEIP pudiera cerrar 2020 con un saldo de aproximadamente 190 mil mdp, incluyendo ingresos por intereses y el pago de las coberturas para 2021”, de acuerdo a los cálculos de la agencia calificadora de riesgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here