La calificadora Fitch Ratings dijo este miércoles que rebajó la calificación de México a “-BBB” desde un nivel anterior de “BBB”, debido al impacto económico que tendrá la pandemia del coronavirus, que “conducirá a una recesión severa en México en 2020”.

Fitch destacó, además, que una recuperación a partir del segundo semestre del año (de julio a diciembre) en México, probablemente se verá frenada por factores registrados incluso antes de la propagación de la epidemia, como “el deterioro observado en el clima de negocios en ciertos sectores, a pesar de los ejemplos de cooperación con el Sector Privado en áreas como el desarrollo de infraestructura”.

Otros elementos que la agencia incluyó en la nueva calificación del Soberano del país es una “erosión percibida de la fortaleza institucional en el marco regulatorio” y menciona también la “ausencia de una respuesta fiscal financiada por la deuda, (ante) la recesión económica.

“Es probable que la deuda del gobierno general (sobre el) PIB aumente al menos 6 puntos base del PIB, a casi el 50%, el más alto desde la década de 1980”, advirtió Fitch.

Por el contrario, la agencia resaltó el marco de Política Monetaria asumido por el Banco de México, el cual es “creíble”, puesto que ha sido construido alrededor de un tipo de cambio flexible y objetivos de inflación, lo que “sigue siendo una fortaleza de calificación y ayudará a la economía a absorber el choque externo, mientras minimiza los desequilibrios externos de la cuenta corriente”.

La firma calificadora alerta además que la ausencia de una respuesta fiscal considerable para apoyar el consumo, contrario a lo que está sucediendo con otros pares de calificación en la Región, “refleja un deseo de minimizar los desequilibrios fiscales, pero puede retrasar la recuperación”

Fitch indica que el alcance de la contracción económica y el de la recuperación de México partir del segundo semestre del año dependerá, además, de las perspectivas en Estados Unidos, el principal socio comercial del país, así como la duración del contagio del virus en el país.

Si bien Fitch proyecta que para 2021 México recupere aliento y reporte un crecimiento de 2.1%, los niveles de producción real se mantendrían muy por debajo del PIB actual.

Fitch espera que la economía de México retroceda, al menos, 4% durante este año, con una fuerte caída en el primer semestre, esto es, de enero a junio.

El 3 de abril pasado, la agencia rebajó las calificaciones de incumplimiento del emisor (IDR, por sus siglas en inglés) de largo plazo en moneda extranjera y local de Petróleos Mexicanos (PEMEX) a “BB”, rebajando un escalón menos de lo que ya se consideraba grado especulativo (“BB+”).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here