Hoy, en promedio, cerca del 62% de los latinoamericanos ve más contenido digital en plataformas como YouTube que antes de la crisis provocada por el Covid-19, mientras que el 67% aumentó el uso de WhatsApp y el 61% el de Facebook, de acuerdo con conclusiones del estudio Kantar Covid-19 Barometer.

En el caso de México, indica, se ha registrado un incremento en el consumo de plataformas de comunicación y entretenimiento digitales, principalmente en video.

“Los cambios de hábitos y actitudes son evidentes y muy rápidos”, dijo Kantar, líder en insights basados en evidencias, que agregó que, a la fecha, cinco de cada 10 personas afirmaron que ahora ven más televisión abierta que hace un mes.

Otras de las tendencias derivadas del distanciamiento social que han provocado las medidas para contener la Pandemia es un incremento del 26% en las compras online en América Latina, pero sin descuidar, ahora menos que nunca, la salud de las finanzas familiares.

“El aislamiento han hecho que la gran mayoría de las personas se replanteen su planeación financiera. El 84% de los latinoamericanos viven esta realidad y 71% declararon que ahora se fijan más en los precios que antes”, plantea en su estudio Kantar.

Ante la imposibilidad de salir de casa, las familias en América Latina dieron prioridad a la compra y almacenamiento de productos de limpieza del hogar e higiene personal, como el jabón, cuyas ventas se dispararon casi 50%.

Otros bienes con alta demanda son el aceite, cuyas ventas crecieron 40%, en promedio, y el papel higiénico. Los datos del estudio indican que el 15% de los hogares la región piensa comprar medicamentos de venta libre para resfriados o gripes, a manera de prevención.

Hasta finales de marzo la salud es lo que más preocupaba a las personas en la región de América Latina, “pero a la medida que avanzamos en las próximas semanas, el tema económico y la pérdida de empleo será el principal ítem de preocupación”, anticipó el análisis.

“Una primera mirada acerca de las implicancias del Covid-19, nos indica que, en abril, durante la crisis, es fundamental garantizar el abastecimiento para no generar miedo por escasez, adaptar las prioridades en la cadena de distribución y puntos de venta y ser ágiles para responder a la necesidad de nuevos hábitos”, establecieron los expertos de la firma.

Anticiparon que entre mayo y junio surgirá una nueva demanda y se debe adaptar la estrategia de canales a la nueva normalidad de distanciamiento social, además de atender la preocupación del consumidor y sus nuevas solicitudes.

A partir de julio, el enfoque será mayor en el impacto económico, tomando como escenario una recesión. “Será importante observar cuál será el rol del gobierno, según el país, para apoyar la reactivación en la evaluación de las oportunidades”, indicó la firma experta en consultoría e insights.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here