El sector automotriz reportó en marzo un nivel de producción de 261 mil 805 unidades, un decremento de 24.6 por ciento en comparación con la cifra del mismo mes del año pasado.

“Estamos recortando nuestra estimación de producción de coches mexicanos para todo 2020 a 3 mil 048,181 unidades (-18.7% vs. 2019)”, destaca el analista del sector. FOTO: 123RF

Marzo representó el primer mes con afectaciones directas por el tema del Covid-19, y no por la falta de componentes sino por la menor actividad en las líneas de ensamblaje ante una demanda limitada y mayor control sobre la concentración de trabajadores por temas de salud.

Alik García, analista del sector automotriz de Intercam Banco, en su opinión/análisis destaca que es importante recordar que México exporta alrededor del 88 por ciento de su producción, y su principal destino es Estados Unidos.

En consecuencia, agrega el especialista en su nota de opinión/análisis, la débil demanda en este último país provocó un ajuste significativo en la producción local, pues EU reportó un decremento de 38 por ciento en la venta de autos nuevos en el mes de marzo.

“A pesar del mal dato, hay que considerar que no fue sino hasta el 30 del mismo mes cuando las líneas productivas de las armadoras en México comenzaron a frenar en seco, tras la publicación de un decreto por el que se establecieron acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por virus SARS-CoV2. Este acuerdo contempló la suspensión inmediata del 30 de marzo al 30 de abril de todas las actividades no esenciales, dentro de las cuales se incluyó la automotriz. En consecuencia, es de esperar una prácticamente nula producción para el mes de abril, salvo por aquellas unidades que están a mitad de su proceso productivo”, apunta.

Dada la expectativa de baja acelerada en la demanda de Estados Unidos, aunada a restricciones de salud en México, aseguró el especialista de Intercam Banco, “estamos recortando nuestra estimación de producción de coches mexicanos para todo 2020 a 3 mil 048,181 unidades (-18.7% vs. 2019).

Exportación

En cuanto al sector externo, indica el especialista que las exportaciones de autos mexicanos se ubicaron en las 185 mil 075 unidades, un decremento de -11.9 por ciento en comparación con la cifra de marzo 2019.

“Del total de nuestras exportaciones 77.2 por ciento tuvieron como destino Estados Unidos, 6.7 por ciento Latinoamérica, 6.4 por ciento Europa y 6.2 por ciento Canadá. Sin dejar de lado que marzo fue un muy mal mes para nuestras exportaciones, llama la atención que los autos mexicanos se comportaron defensivamente frente al desempeño de otros países, lo que significó un importante incremento en nuestra participación de mercado dentro de Estados Unidos a 22 por ciento del total de autos vendidos en este país (frente el 16 por ciento de hace un año). Esto creemos que se explica por la ruta de impacto del coronavirus. Dado que el coronavirus apareció primero en Asia y se propagó rápidamente a Europa, es de entender que nuestras exportaciones de marzo a Estados Unidos descendieran en menor proporción que países como Alemania (-56.2%) Japón (- 45.6%) y Corea (-34.8%). Sin embargo, será un fenómeno muy transitorio y esperaríamos ver fuertes decrementos hacia adelante”.

Estimamos que en 2020 nuestras exportaciones de coches se ubiquen en las 2,682,638 unidades (-19.5% vs. 2019). FOTO: 123RF

Ventas internas

Finalmente, las ventas de vehículos nuevos en México se ubicaron en marzo en un nivel de 87 mil 517 unidades, un decremento de 25.5 por ciento en comparación con la cifra de marzo 2019. El fuerte retroceso se provoca a pesar de que las medidas de sana distancia en México comenzaron a implementarse a partir del 23 de marzo; lo que deja en evidencia que, tras el endurecimiento en las restricciones del 30 de marzo, las ventas de autos nuevos en México quedarán frenadas casi en su totalidad para el mes de abril, con la única ventaja de que el período vacacional de semana santa también aminorará la base el próximo mes. Sin importar las restricciones de movilidad y el cierre temporal de distribuidoras, lo importante a considerar es que el daño en la capacidad económica de la población y la falta de seguridad laboral, provocarán una postergación muy relevante en el gasto de las familias en bienes de consumo duradero a lo largo de 2020.

Por su parte, la compra de autos de lujo descendió 46.8 por ciento en marzo, seguido por camiones pesados (-34.8%) autos de usos múltiples (-32.7%) y subcompactos (-29.9%), siendo este último el segmento más importante del sector medido en número de unidades. Para 2020 estimamos que las ventas internas de autos retrocedan a un nivel de 1,006,560 unidades, es decir, -23.6 por ciento vs. 2019.

*Alik García algarciaa@intercam.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here