S&P Global pronosticó que los gobiernos locales y regionales de mercados emergentes, las universidades públicas y los operadores y proveedores de infraestructura de transporte serán los más vulnerables por la ruptura de la actividad económica global a consecuencia del Covid-19.

Hoy, de los 16 países de mercados emergentes que califica la agencia, 12 enfrentan riesgos crecientes en su desempeño presupuestario para este año, según un análisis especial sobre estos impactos, fechado el 6 de abril.

La firma colocó a México en el apartado del desempeño de gobiernos locales y regionales en materia petrolera por su alta dependencia aún en esta fuente de recursos.

“Una caída proyectada en los ingresos tributarios de los productores de petróleo probablemente afectará el desempeño presupuestario de los gobiernos locales y regionales mexicanos…Esperamos que los déficits presupuestarios se amplíen en 2020 antes de que puedan reducirse gradualmente en los años siguientes, en línea con una recuperación de los precios del petróleo”, dijo.

Un cable de Reuters indicó el martes que la demanda petrolera mundial ha caído hasta en un 30%, o unos 30 millones de barriles por día (bpd) puesto que las medidas para evitar la propagación del virus han provocado el desplome de la demanda de combustible para aviones, gasolina y diésel. Francia reportó un hundimiento del 80% en el uso de gasolina, agregó.

A finales de marzo, S&P Global rebajó la calificación crediticia de México en moneda extranjera a largo plazo a “BBB” y mantuvo su Perspectiva Negativa, abriendo la posibilidad de nuevas rebajas a la nota del Soberano durante los siguientes 12 a 24 meses. Estos nuevos grados colocan la deuda del país a dos escalones de distancia de la categoría considerada como “basura” por los mercados financieros.

La firma calificadora destacó en el estudio que la baja capacidad de los gobiernos centrales de mercados emergentes para generar paquetes integrales de rescate económico ante la crisis sanitaria y la restricción al acceso a mercados de capital aumentará los problemas presupuestarios y la liquidez de los gobiernos locales y regionales de Argentina y Brasil, en América Latina, y a los de la India, todos ya con una calificación especulativa.

Este escenario contrasta con las acciones y medidas adoptadas por la mayoría de mercados desarrollados donde se preparan grandes paquetes financieros para apoyar las economías locales y, en algunos casos, se encuentran listos para proporcionar subsidios adicionales que pueden aliviar la presión financiera sobre los presupuestos del Sector Público.

Las líneas de crédito incorporadas por los gobiernos centrales mantendrán una fuerte liquidez en los gobiernos locales y regionales de Australia, Canadá y Japón, así como en la mayor parte de Europa.

Sin embargo, no todas sus regiones están a salvo.

Similar a una tendencia entre sus pares mexicanos o rusos, algunas regiones de Australia, Canadá y Malasia, o ciudades de Noruega, pueden experimentar una caída sustancial en los ingresos fiscales por el desempeño del crudo durante este año.

El martes, Arabia Saudita, Rusia y otros aliados dijeron que sólo aceptarán recortes profundos en su producción si Estados Unidos y otros exportadores se unen para apuntalar al mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here