En la primera quincena de marzo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un alza de 0.11% respecto a la quincena inmediata anterior, resultando en una inflación anual de 3.71%, de acuerdo con cifras divulgadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); el resultado es inferior al consenso de analistas, que proyectaba una inflación para la primera quincena de 0.20% y una inflación a tasa anual de 3.81%.

También se colocó por debajo del resultado de la inflación anual reportada en la segunda mitad de febrero, de 3.82%.

Expertos destacaron que, por componentes, la inflación podría ya estar reflejando los primeros efectos de la pandemia del coronavirus, que en México clasifica ya en Fase 2, es decir, el contagio dejó de ser importado y hay casos internos de infección.

“Lo más relevante es que parece ser que algunas categorías han empezado a reflejar efectos del COVID-19. En la subyacente, las tarifas aéreas (-2.0%) y servicios turísticos (-3.2%) cayeron. Por otro lado, los bienes mostraron algunas presiones, en particular alimentos procesados (0.2%), lo que podría estar impactado por la depreciación del peso mexicano”, mencionó en un reporte emitido hoy el banco Banorte.

El Índice de Precios Subyacente -aquel que refleja la variación de precios de bienes y servicios del IPC excluyendo bienes energéticos y sin elaborar, esto es, que refleja la situación estructural de la economía- aumentó 0.16% quincenal y 3.60% anual, también por debajo del pronóstico de 0.25% quincenal y 3.70% anual.

El Índice de Precios no Subyacente, por su parte, retrocedió en -0.04% quincenal, pero, en contraste, se elevó en 4.04% anual.

Por componentes, dentro del Índice de Precios Subyacente, los precios de las mercancías en la primera mitad de marzo subieron en 0.19% y los de los servicios en 0.12%. Dentro de los componentes del Índice de Precios no Subyacente, los precios de los productos agropecuarios retrocedieron en -0.08 por ciento y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno Federal lo hicieron en -0.01 por ciento, en igual lapso.

En la primera quincena de marzo de 2020, los principales productos con precios al alza fueron el limón (+13.85%), el aguacate (+ 8.36%), el chile serrano (+7.60%) y la calabacita, con +7.30%. En la otra cara de la moneda, aquellos precios que más retrocedieron en la quincena fueron el de los nopales, el tomate verde y la cebolla, con -10.40%, -7.70% y 6.99%, para cada caso.

“En general, creemos que los efectos del Coronavirus seguirán influyendo en la trayectoria de corto plazo”, dijo Banorte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here