La Comisión Europea declaró que se encuentra lista para permitir estímulos fiscales en la región, en caso de mayor deterioro de la situación económica por el COVID-19. La declaración apareció momentos después de que Alemania se comprometiera a incrementar el gasto cuanto sea necesario para garantizar liquidez de las empresas, mientras dure la crisis sanitaria.

El Ministro de Finanzas, Olaf Scholz, aseguró que no habrá límites en los recursos disponibles, aún si Alemania debe adquirir nueva deuda para financiarlo. La Comisión Europea se comprometió a ser flexible en las reglas fiscales que gobiernan al bloque (déficits fiscales anuales no mayores a 3% del PIB) para respaldar a empresas y trabajadores afectados por el virus.

De acuerdo con la nota de opinión de analistas económicos de Intercam Banco, la suspensión de estas directrices permitirían inyecciones de liquidez a aerolíneas, a la industria del turismo e incrementar el gasto en servicios médicos.

Agregan que la Comisión asegura que cuenta con un fondo de 8 mil millones de euros para otorgar a 100 mil pequeñas y medianas empresas, mientras que los alemanes han propuesto postergar los pagos de impuestos y expandir crédito desde las instituciones bancarias del gobierno.

China continúa recuperándose.

Respecto a la situación en Asia, los analistas de Intercam Banco, apuntan que de acuerdo a cálculos de Bloomberg, la economía China ha visto un regreso a la actividad de entre 80%-85% de su fuerza laboral. A medida que la economía se acerca a su máxima capacidad, la velocidad de la normalización se ha hecho más lenta, especialmente en las últimas dos semanas; sin embargo, el país continúa reestableciendo la actividad económica.

Indicadores sobre transacciones en el mercado de divisas, comercio de acero y movilidad en las ciudades sugieren normalización tanto en el sector exportador como en el de la construcción. Las actividades de servicios son las que más lentamente se están reactivando, mientras que las compañías más grandes de la economía y las regiones más desarrolladas son las que encabezan la recuperación. Se espera que la vuelta a la normalidad sea un poco más lento de lo anticipado.

Austeridad y banca de desarrollo, la respuesta económica de México.

Por su parte, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su administración no contempla utilizar las reservas internacionales para contener la devaluación del peso y permitirá su libre fluctuación. Más aún, descartó estímulos fiscales agresivos para impulsar el crecimiento ante el riesgo del virus y aseguró que, en caso de aparecer problemas en el presupuesto, se incrementará la austeridad en el gobierno. El Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, reconoció que el panorama que enfrenta México es extraordinariamente complejo. Afirmó que como estímulo ante el riesgo de desaceleración por el COVID-19 el gobierno adelantará gastos previamente planeados y aseguró que la banca de desarrollo se encargará de respaldar a sectores vulnerables. Se espera que las compañías que ya cuentan con créditos de la banca de desarrollo cuenten con periodos de gracia para el pago de préstamos o incluso para refinanciamiento, si enfrentan problemas de liquidez. Ya se trabaja con Nacional Financiera para diseñar créditos que respalden a la economía y se discuten incentivos fiscales que favorezcan a empresas en problemas.  Se espera junto a ello mayores recortes al gasto y se ha pedido al sector bancario mantener el crédito abierto, estar abiertos a refinanciamiento y definir productos para proveer de liquidez a las empresas. Finalmente, la SHCP aseguró que revisarán sus estimados de crecimiento de 2 por ciento para la economía mexicana en 2020, cifra muy por encima del 0.7 por ciento estimado por el consenso.

Seguimiento coronavirus.

El presidente Donald Trump dijo hoy viernes que pronto habrá pruebas de coronavirus en Estados Unidos a gran escala, pero no entregó detalles sobre cómo se lograría ese objetivo. En su cuenta de Twitter el presidente comentó “se han hecho cambios y pronto habrá pruebas de gran escala. Toda la burocracia ha sido removida, estamos listos”. Mientras tanto, en EU, los estados de Kentucky, Maryland, Ohio, Michigan y Nuevo México se han convertido en los primeros en cerrar todas las escuelas K-12 por inquietudes relacionadas con el coronavirus.

Por su parte en México, la UNAM anunció en un comunicado que reducirá la cantidad de eventos masivos en lugares cerrados. De igual manera, informó que desarrollará un proyecto para que alumnos y profesores puedan trabajar desde casa. Mientras tanto, el Tecnológico de Monterrey informó la cancelación de clases presenciales a partir del próximo 17 de marzo, así como la suspensión de eventos académicos y de vida universitaria en todos los campus del país.

Mercados al alza.

Los índices norteamericanos arrancaron la sesión en terreno positivo, tratando de revertir lo que sería la peor semana desde la crisis financiera de 2008 para las acciones globales, luego de que una ola de ventas causada por los temores al coronavirus golpeara a todas las clases de activos. El Presidente Trump pidió a la Reserva Federal bajar aún más su tasa de referencia (incluso a terreno negativo) a algo comparable con otros Bancos Centrales, además de que hay un aumento de las esperanzas de que republicanos y demócratas en Estados Unidos aprueben un paquete de estímulo el viernes. Mientras tanto, los mercados bursátiles europeos subían el viernes por las esperanzas de que los gobiernos aumenten su gasto. A pesar de lo anterior, los bonos del gobierno italiano se hundían nuevamente en la mañana del viernes, después de sufrir su peor día en nueve años en la sesión previa. Italia y España impusieron límites a las operaciones, prohibiendo las ventas en corto de decenas de acciones, para frenar el desplome del mercado causado por el brote del coronavirus. En Asia, el Nikkei llegó a hundirse hasta un -10 por ciento antes de recortar pérdidas y cerrar con una baja de -6 por ciento. Por su parte, el petróleo también intenta estabilizarse mientras que el oro retrocede -0.2 por ciento.

Finaliza la 83 Convención Bancaria en Acapulco.

El día de hoy termina la 83 Convención Bancaria que se llevó a cabo en Acapulco. En ésta la SHCP reconoció el impacto económico que pudiera tener el COVID-19 en la economía nacional y, dado a que esta podría ser mayor, según Arturo Herrera, están empezando a dar un estímulo antes del impacto para tener un “colchón económico”. Así también, lo que está intentando hacer la Secretaría es dar liquidez a los mercados para que las operaciones no estén paralizadas.

Por su parte, Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM comentó que el tamaño de la crisis se desconoce por el momento y que será compleja, sin embargo, considera que la banca mexicana está más que preparada para enfrentar los retos por venir y que puede cubrirse de diferentes tipos de riesgo. Adicionalmente, la CNBV pedirá a los bancos tener planes de continuidad operativa y de negocios para estar preparados ante las posibles medidas frente al coronavirus.

*Santiago Fernández

sfernandezs@intercam.com.mx

*Alik García

algarciaa@intercam.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here