El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer medidas para contrarrestar el efecto económico del COVID-19, a medida que éste acelera su propagación en el país.

De acurdo con la nota de opinión de análisis de Santiago Fernández de Intercam Banco, Trump anunció restricciones de vuelos desde y hacia Europa durante 30 días, criticó que sus aliados no hayan tomado medidas migratorias más radicales para contener la propagación y anunció medidas fiscales que parecen no haber convencido a los mercados.

El analista financiero indica que la propuesta más importante fue la de suspender el impuesto sobre la nómina (payroll tax), a la que se suman pagos a los trabajadores en caso de ausencia por enfermedad y 50 mil millones de dólares en préstamos para los pequeños negocios. Sin embargo, en el Congreso no existe consenso para suspender el impuesto sobre la nómina y los mercados dudan sobre la velocidad de implementación de las medidas, además de que esperaban un plan más sólido y ambicioso, que eliminará cualquier duda sobre la intención del gobierno de intervenir. Preocupa que el Presidente aún considera el problema como un fenómeno externo y que la solución propuesta es cerrar las fronteras del país, a pesar de que ya se registran más de mil 300 casos y 38 muertes en EE.UU.

La emergencia en el país ya es bastante real: se han comenzado a suspender eventos masivos de entretenimiento y el Gobernador de Nueva York ha dicho que no esperará más la ayuda del gobierno federal para afrontar un problema que ya los rebasa, pues no cuentan con suficientes paquetes de pruebas y eso impide tener control sobre la enfermedad.

De esta manera, agrega, los mercados reaccionaron de manera negativa, ante una visible subestimación del riesgo por parte del Presidente y ausencia de medidas que impidan la desaceleración económica. La Organización Mundial de la Salud declaró ayer que el COVID-19 se ha convertido ya en una pandemia, y resaltó su preocupación por la velocidad de propagación y la inactividad en muchos países para contenerla.

BCE no recorta tasas, anuncia paquetes de estímulo.

Por su parte, el Banco Central Europeo decidió incrementar el programa de préstamos a largo plazo al sector bancario, mejoró las condiciones de estos préstamos e incremento el programa de compras de activos en 120 mil millones de euros (135 mil millones de dólares). En contraste con sus contrapartes en el resto del mundo, el BCE no respondió con mayores recortes a las tasas de interés, reflejo de diferencias en el órgano de gobierno y de grandes limitaciones por las herramientas disponibles en el banco central para afrontar el problema. En cambio, su respuesta fue mucho más dirigida a evitar problemas de liquidez y crédito en la economía. El programa de compras se concentrará en adquirir deuda del sector corporativo, mientras que los programas de préstamos buscarán mantener fluyendo el crédito bancario.

En conferencia de prensa, la Presidente del organismo, Christine Lagarde, llamó a un plan ambicioso y coordinado para responder al problema, y espera acciones decididas también por parte de las autoridades fiscales. “Existe un considerable deterioro de la perspectiva de corto plazo”, dijo Lagarde, por lo que el organismo recortó sus estimados de crecimiento a 0.8 por ciento en 2020, contra el 1.1 por ciento previsto previo a la crisis por el Covit-19.

Moody’s advierte que PEMEX podría necesitar más apoyo del Gobierno Federal.

En una nota publicada ayer por la tarde, Moody’s aseguró que el impacto del coronavirus y la caída de los precios del petróleo han elevado los riesgos de que la empresa necesite apoyo “sustancial” del gobierno federal. Moody’s confirmó que evalúa de nueva cuenta el perfil crediticio de PEMEX tras el colapso de los precios internacionales del petróleo y revisará las necesidades de financiamiento y liquidez de la petrolera. Esto incrementa los riesgos de ver pronto un ajuste a la calificación crediticia de PEMEX por parte de Moody’s, lo que confirmaría la decisión previa de Fitch de colocar en “grado especulativo” la deuda emitida por la empresa.

El analista de Intercam Banco asegura que, de darse el ajuste, podrían verse ventas obligadas de deuda de PEMEX en los mercados, lo que complicaría aún más las necesidades de financiamiento de la petrolera. Para Fitch, la situación dibuja un panorama más negativo para México, de acuerdo a una entrevista a Charles Seville, analista de deuda soberana. El peso se ha devaluado a niveles nunca antes vistos en un entorno global y local adverso.

Mercados y empresas

Mercados en terreno negativo.

Los mercados estadounidenses arrancaron la sesión de este jueve con pérdidas. Tanto el Dow, como el Nasdaq y el S&P500 mantuvieron movimientos a la baja y, hasta el momento, las caídas para estos tres son de alrededor de -8 por ciento. Con ello el S&P y el Nasdaq se unen al Dow como mercados bajistas. Lo anterior principalmente porque se mantienen las preocupaciones de la expansión del coronavirus y su impacto económico, así como el efecto del bajo precio del petróleo en los últimos días. Cabe destacar que la OMS declaró al coronavirus como una pandemia y que el presidente norteamericano podría bloquear los vuelos de Europa a EU durante treinta días. De esta forma, los mercados europeos registran rendimientos negativos en la sesión, con el DAX como el CAC y el FTSE100 cayendo alrededor de -10 por ciento, tras los comentarios de Trump y la decisión del BCE de no recortar las tasas de interés, a pesar de que éste aplicará medidas de estímulo para ayudar tanto a empresas como a bancos. Los índices accionarios asiáticos terminaron la sesión con movimientos a la baja; el Nikkei cayó -4.4 por ciento y el Shanghai Composite lo hizo en -1.5 por ciento. En México, el IPC opera a la baja y el tipo de cambió aumentó para situarse en niveles alrededor de $22.1 pesos por dólar.

Mercado accionario

“El índice mexicano abrió de igual forma a la baja, y perforó dos soportes ubicados en las 38 mil 678 unidades y en las 37 mil 712 unidades, de manera que podríamos esperar que este retroceso continúe hasta niveles cercanos a las 37 mil 031 unidades. Los indicadores mantienen fuertes señales a la baja. El rango de operación se encuentra entre las 37 mil 200-37 mil 870 unidades”, indicó el analista Santiago Fernández.

Mercado cambiario

Por su parte, el tipo de cambio presentó un fuerte movimiento al alza que lo llevó a registrar nuevos máximos históricos en los 22.70 pesos por dólar, sin embargo, presentó un rebote a la baja luego de tocar este nivel y actualmente se mantiene operando por encima de su soporte ubicado en los 22.06 pesos por dólar. El rango de operación a esperar se encuentra entre los 21.85-22.26 pesos por dólar.

*Santiago Fernández y Alejandro González, analistas económicos de Intercam Banco, sfernandezs@intercam.com.mx, algonzalezd@intercam.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here