A partir del 02 de agosto del 2019, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) no permite la inscripción de viviendas con valor de hasta 405 mil pesos ubicadas en zonas de riesgo, ya que atentan contra la seguridad y el patrimonio de los y las trabajadoras mexicanas.

No se financian con crédito del Instituto viviendas que no cuenten con criterios de ubicación y habitabilidad.

A través de un comunicado de prensa informó que, como parte del Nuevo Comienzo del Instituto, donde las necesidades del trabajador son el eje de las decisiones, y en línea con los esfuerzos para limpiar la corrupción en el Instituto, los inmuebles nuevos que deseen ser comercializados a derechohabientes con ingresos menores a 2.8 UMA’s (7 mil 395 pesos) deben someterse a un análisis de diversos lineamientos:

  • Estar ubicadas dentro de los Perímetros de Contención Urbana (PCU)
  • Las viviendas deben contar con servicios básicos completos
  • Los desarrolladores deben cargar en el sistema los planos georreferenciados y documentos mínimos al inicio del registro de la oferta de vivienda (proyecto ejecutivo autorizado)
  • Demostrar la instalación de material impermeable en las zonas húmedas de la vivienda

Al 31 de diciembre de 2019, se registraron 25 mil 623 solicitudes de crédito, de las cuales solo 2 por ciento de las viviendas asociadas a estas fueron detenidas durante el proceso de inscripción, debido a la falta de cumplimiento de la carga de planos georreferenciados o por encontrarse fuera de los polígonos.

Durante 2019, el Infonavit detuvo el proceso de inscripción de 512 viviendas que estaban mal ubicadas y que se pretendían vender a trabajadores de menores ingresos.

De esta forma el Infonavit pone fin a las malas prácticas del pasado de construir viviendas en pantanos o barrancas; además, trabaja con autoridades y empresarios para que se eleve la calidad de la vivienda, evitando la edificación de inmuebles habitacionales con menos de 46 metros cuadrados.

Asimismo, desde 2019, a través del programa Responsabilidad Compartida, el Instituto ha reestructurado más de 186 mil créditos que se habían vuelto deudas impagables, beneficiando a los acreditados con descuentos de hasta el 50% del saldo insoluto de su financiamiento y convirtiendo la denominación de su hipoteca de salarios mínimos a pesos, otorgándoles certeza sobre su pago mensual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here