Durante 2019, el Producto Interno Bruto (PIB) de México cayó -0.1% frente al de 2018, con series desestacionalizadas, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Medido en trimestres, el crecimiento económico del país exhibió una contracción de -0.4% real en el periodo octubre-diciembre, con relación al cuarto trimestre de 2018.

En este mismo periodo, y por grandes grupos de actividades económicas, el PIB de Actividades Secundarias retrocedió -1.9%, lo que fue compensado por un avance de 1.7% de las Actividades Primarias. Las actividades Terciarias no mostraron variación.

Las actividades primarias se refieren a la agricultura, el aprovechamiento forestal, la caza y la pesca. Las Secundarias tienen que ver con la Minería, la Petrolera y la no Petrolera, mientras que las Terciarias el comercio al por mayor y al por menor; transportes, correo, almacenamiento, información en medios masivos, servicios financieros y servicios inmobiliarios, entre otros.

Expertos indicaron que del PIB estuvo conformado por tres caídas consecutivas a tasa anual del PIB, que, junto con la evolución de su ciclo, y las de sus componentes, confirmaron que se mantiene la debilidad del sistema productivo nacional.

“La coyuntura global y nacional muestran la imperiosa necesidad de acelerar el crecimiento económico que tiene el país. Se llega con un decaimiento productivo a un momento histórico”, dijo José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), una organización vinculada con industriales de la Concamin.

De la Cruz cita el avance de una desaceleración industrial global, problemas de salud pública que afectan a las cadenas globales de valor y un complejo proceso electoral en Estados Unidos entre los principales componentes de los desafíos de México.

Añadió que se enfrenta un entorno interno y externo que puede llegar al extremo si se conjugan todos los aspectos presentes, lo que debe ser considerado “de seguridad nacional”.

Otros expertos indican que en este año, la economía nacional crecerá un magro 0.9%.

“Seguimos especialmente preocupados sobre la debilidad de la producción industrial. No obstante, nuestras proyecciones implican una recuperación modesta de la actividad económica desde (el primer trimestre) hacia adelante, impulsada por un crecimiento moderado de las exportaciones, una recuperación gradual del consumo y una estabilización de la inversión”, destacó en un reporte Citibanamex.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here