El 2019 registró una serie de eventos que colocaron a la economía global contra las cuerdas. La agenda proteccionista del gobierno de Estados Unidos en el frente comercial provocó tensiones con China y la Unión Europea, donde México no estuvo exento. Pese a esto, la Inversión Extranjera Directa (IED) que llegó al país creció, lo que fue destacado por expertos.

“Creemos que el desempeño observado es muy favorable, mostrando la confianza de los inversionistas en la posición que ocupa nuestro país como pieza clave dentro de las cadenas de producción globales”, destacó en un informe el banco Banorte.

Ayer, el Fondo Monetario Internacional (FMI) calificó como “decepcionante” el crecimiento global de 2.9% reportado el año pasado, cuando las preocupaciones sobre la actividad económica mundial alcanzaron su punto más alto en el periodo julio-diciembre.

En el reporte Tendencias de la Inversión de las Naciones Unidas se destaca que la IED a nivel global en ese año se contrajo en -1%. De hecho, el repunte de la IED captada por México, que creció 4.2% durante 2019, comparó a la baja frente a los crecimientos exhibidos durante 2017 y 2018, con tasas de 11.1% y 6.4%, para cada caso.

En el ámbito local, los analistas asumen que el desempeño de la IED en 2019 pudo haber recibido un impacto adicional por ser el primer año de un nuevo gobierno, caracterizados por presentar menores niveles de inversión.

“Pensamos que la IED podría mostrar una aceleración en este año, beneficiada por un ambiente de menores riesgos, tanto internos como externos”, resaltó Banorte en su análisis, donde enumera un escenario de mayor crecimiento por mejores condiciones internas y por la aprobación del nuevo acuerdo comercial alcanzado con EU y Canadá a través del T-MEC, que alentarían los flujos de inversión.

Entre enero y diciembre de 2019 se captaron 32 mil 921 millones de dólares, una cifra superior a los 31 mil 604 millones de dólares registrados en 2018. Por tipo de inversión, el 53.1% del total captado provino de la reinversión de utilidades; un 39% por nuevas inversiones, en tanto que el 7.9% restante se captó por cuentas entre compañías. El 47.2% de la inversión extranjera directa se enfocó en manufacturas, el 15.3% en servicios financieros y de seguros, mientras que el 9.7% se destinó a las actividades de comercio.

Estados Unidos se mantuvo como el principal país de origen de la IED hacia México, con casi un 37%, seguido por España, con un 12.1%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here