Ni en política ni en los negocios hay coincidencias. La aprehensión del Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, en esta semana, lleva a revisar los puntos de más peso en un entramado de presuntos actos criminales relacionados con el lavado de dinero y el fraude, y una estructura encabezada por Lozoya con la que se pretendía, en palabras del fiscal general, Alejandro Gertz Manero, “saquear al país”.

Un empresario de primer orden, Alonso Ancira, presidente del consejo de administración de Altos Hornos de México (AHMSA) tuvo una presencia notable en la agenda de Pemex y de Lozoya durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. En el intercambio de favores, Ancira pudo haber propiciado un relanzamiento de AHMSA, fundada en 1944 y privatizada tras su adquisición por Grupo Acerero del Norte el 23 de diciembre de 1991.

Ancira fue detenido en Palma de Mallorca por la Interpol el 28 de mayo del año pasado tras una ficha roja emitida por el gobierno mexicano. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda ordenó, a la par, el bloqueo de las cuentas de AHMSA por encontrar operaciones con recursos que presuntamente no procedían de actividades lícitas y que podrían derivarse de actos de corrupción, de acuerdo con reportes de prensa.

En enero de 2014, Pemex informó que su subsidiaria PMI Comercio Internacional había firmado un contrato para la compra de Agro Nitrogenados a AHMSA, con el objetivo de elevar la producción de urea, esencial para la industria de fertilizantes, hasta en 990 mil toneladas anuales a partir de 2015, volumen equivalente a cerca del 75% de la demanda nacional.

Ubicada en Pajaritos, Veracruz, la producción potencial de la planta podría sustituir la importación de fertilizantes en un equivalente a 400 millones de dólares, de acuerdo a los estimados. La compra de los activos y la rehabilitación y renovación de la planta, resultó en un pago de 475 millones de dólares (mdd), unos 9,405 millones de pesos en total, lo que rebasó el plan original de inversión por 275 mdd.

Meses después de signar el acuerdo de compra-venta de Agro Nitrogenados con Pemex, el 17 diciembre de 2014, AHMSA alcanzó con sus acreedores un convenio general de pagos, producto de una suspensión de pagos en la que se encontraba sumergida desde 1999.

La fruta del pastel se colocó el 16 de mayo de 2016, cuando el juez primero de primera instancia en Monclova, Coahuila, central de AHMSA desde su fundación, emitió la sentencia para el levantamiento de la suspensión de pagos en la que se encontraba la empresa desde el 24 de mayo de 1999.

El convenio estableció el pago del 100% de los adeudos en suspensión de pagos, en un plazo de 3 años contados a partir del 16 de mayo de 2016, fecha en que quedó firme la sentencia, además de que estableció que los acreedores podrán capitalizar parte de la deuda en acciones de la empresa.

En una asamblea ordinaria de accionistas había sido ya aprobado un aumento de capital por 13 mil 762 millones de pesos.

El año pasado, una revisión de la Auditoría Superior de la Federación concluyó que Pemex adquirió la planta de Agro Nitrogenados con equipo incompleto, en mal estado y difícil de utilizar debido a una antigüedad de 30 años. Agro Nitrogenados, además, había permanecido 14 años sin operar.

En un comunicado emitido el 28 de mayo del año pasado, tras la captura de Alonso Ancira, la empresa afirmó que las plantas de urea estaban sometidas a un programa de rehabilitación “encaminado a regresar la operación” en virtud de precios internacionales favorables de gas natural, por lo que vio conveniente negociar con Pemex la adquisición de una de las plantas de amoniaco paradas en el complejo de Cosoleacaque, a fin de producir directamente el insumo principal de la urea y evitar el precio de transferencia.

La negociación se revirtió ante la solicitud de Pemex de comprar Agro Nitrogenados, acusa AHMSA.

“Ante la oferta de compra, AHMSA propuso otras opciones: un joint Venture, una Asociación Público Privada, maquilar el fertilizante para la empresa creada por Pemex…en todos los casos, la respuesta fue negativa y se insistió en el traspaso total de activos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here