Aunque el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), buscan adquirir medicamentos sin sobreprecio como parte del cambio estructural en el sistema de salud, la distribución de fármacos se enfrenta a la resistencia de los trabajadores del sector salud encargados de recibirlos.

En octubre pasado, la Oficialía Mayor de Hacienda asignó al menos tres contratos para la entrega de medicamentos en los hospitales del sector salud, incluyendo a las clínicas del IMSS y del ISSSTE, así como en sus almacenes.

La necesidad de un sistema alterno de distribución de medicamentos se presentó luego de que la Secretaría de la Función Pública inició investigación sobre la operación de las compañías PISA y DIMESA, ambas del mismo grupo empresarial. Dimesa está especializada en la entrega y distribución de medicamentos. PISA y Dimesa tenían una operación integrada en los contratos que tenían con el sector salud a través del esquema de compras consolidadas.

La COFEPRIS, a mediados de 2019, suspendió la producción de fármacos en la línea de oncológicos de PISA luego de que la empresa no cumplió con las revisiones e inspecciones para renovar sus certificados de buenas prácticas. Hasta el momento, según información de COFEPRIS, la línea de producción de oncológicos de PISA sigue suspendida.

Al amparo del Contrato Marco para el Servicio Integral de Recolección, Acondicionamiento, Entrega y Resguardo de Medicamentos, Vacunas, Lácteos, Psicotrópicos y Estupefacientes, Material de Curación, de Laboratorio y Radiológico, la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda contrató a las empresas Estafeta Redpack y Vantage Servicios Integrales de Salud, para la entrega de insumos para la salud.

Aunque las empresas de paquetería contaban con una red logística y de cadena de frío certificada por la COFEPRIS, para mantener medicamentos como Metotrexato con temperaturas de entre 15 a 25 grados,  Ciclofosfamida de 15 a 25 grados, Vincristina de  2 a 8 grados; Cisplatino 15 a 25 grados, el problema es que en algunos hospitales no recibieron el medicamento.

La negativa a recibir los medicamentos, de acuerdo con algunas bitácoras del servicio de estas empresas, se presentó en los hospitales   ISSSTE -SILODISA,  CCINSHAE, IMSS Michoacán, en el Almacén de Programas Especiales y de Red de Frio del IMSS, en la  SSA Veracruz.

En los hospitales se argumentó que no podía recibir de una empresa de paquetería; que ellos (los trabajadores del sector salud) no sabían que iban a recibir medicamento; que no se llevaba factura y ficha técnica del medicamento como lo hacen los laboratorios (PISA-DIMESA bajo investigación de la Secretaría de la Función Pública); que desconfían del cuidado que le han dado en su almacenaje; que  los dejan esperando varias horas y al final no reciben los medicamentos oncológicos.

En la Secretaria de Salud están realizando visitas sorpresa a los hospitales con el propósito de conocer este tipo de situaciones que muestran una resistencia por parte de empleados del sector que en hospitales se niegan a cambiar el sistema que operaba a través de los contractos con PISA y DIMESA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here