Por el delito de fraude, fue ubicado y detenido en Jalisco por elementos de la Fiscalía General de la República el empresario Horacio Servín Martínez,  socio de la mexicana “Fábrica de Sulfato El Águila, considerada una de las más grandes del mundo.

 La orden de aprensión fue girada por el juzgado Noveno de lo Penal, ubicado en el núcleo penitenciario de Puente Grande, Jalisco, bajo los cargos de “fraude específico por simulación” y ejecutada el pasado 25 de diciembre.

La disputa accionaria de la compañía fundada por Carlos, Gerardo y Horacio Servín Martínez es, de acuerdo al volumen reportado por Fábrica de Sulfatos El Águila S.A. de C.V. en sus estados financieros, por$1,558679,086.00 (mil quinientos cincuenta y ocho millones seiscientos setenta y nueve mil ochenta y seis pesos). 

De acuerdo a las indagatorias, hace casi 10 años Horacio y Gerardo aprovecharon la distrofia muscular avanzada que sufre el primero, para en complicidad con el comisario de la sociedad, de nombre José de Jesús Maciel Cordero, hacerlo a un lado de la empresa, lo que además de un detrimento en su patrimonio, le derivó en un agravamiento de su padecimiento, que le ha dejado sin movilidad en piernas y brazos. Por lo que tiene que ser transportado en silla de ruedas y requiere de asistencia para cualquier actividad.

Cabe recordar que la compañía está basada en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, y emplea más de 250 trabajadores, que atienden a una cartera de más de 500 clientes en más de 150 países que importan dicho material. El 80 por ciento de lo que se produce y factura se destina a clientes de Estados Unidos y Europa. 

El fraude que tiene en la cárcel a Horacio Servín Martínez se produjo el 9 de mayo del 2011, cuando llevaron a cabo una asamblea de la que nunca notificaron a a su hermano Carlos, y en la que se acordó su exclusión de dicha empresa.

Por ese delito el juzgador decretó un plazo de 144 horas (6 días naturales) para definir la situación jurídica del detenido, por lo que deberá permanecer en el penal de Puente Grande hasta entonces.

Los hermanos Servín Martínez incursionaron en el negocio del sulfato de cobre después de haber edificado un emporio de reciclado y fundición de metales, también en Jalisco.

 Este sulfato es un elemento esencial en industrias como la automotriz, la tequilera, aguacatera e incluso, para la limpieza de albercas y grandes presas de agua. Es un producto químico multipropósito. Algicida, Herbicida y fungicida. México, Estados Unidos y Europa, son sus principales consumidores en el mundo. 

Hoy en día en el mundo hay más de 100 fabricantes y el consumo mundial se sitúa en torno a las 275.000 toneladas anuales. Se estima que aproximadamente tres cuartas partes de esta cantidad se utiliza en la agricultura, principalmente como fungicida, pero también para tratar suelos con deficiencias de cobre, señala el sitio sulfatocobre.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here