En México, 4 millones 715 mil 882 personas ganan hasta 1 salario mínimo promedio mensual, casi un 30 por ciento más que los trabajadores de ganaban 1 salario mínimo en 2004, según cifras del IMSS, INEGI y de analistas privados. En ese lapso, 7 millones 811 mil 073 personas ganaron entre 1 y 2 salarios mínimos.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre de 2019 indica que alrededor de 24.4 por ciento de la población ocupada, gana hasta un salario mínimo

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre de 2019 indica que alrededor de 24.4 por ciento de la población ocupada, excluyendo aquellos que no especificaron su nivel de ingreso, gana hasta un salario mínimo, lo que significa un total de 10.9 millones de trabajadores. Un análisis del banco Banorte señaló que esta cifra es 4.4 puntos porcentuales mayor a la observada en el mismo periodo de 2018, lo que implica 2.4 millones de personas más.

De 2005 al 2019 la población en México aumentó en 18 millones de personas, de las cuales 13 millones se incorporaron a la Población Económicamente Activa (PEA), lo que implicó presión en la base salarial y la destrucción de 5.5 millones de empleos que pagaban más de 3 salarios mínimos, de acuerdo con el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, AC (IDIC).

“La consecuencia directa es la precarización de las capacidades de consumo y del bienestar de la sociedad mexicana. Se ha gestado un círculo vicioso de pobreza que solamente se puede romper con empleo formal bien remunerado”, indica el instituto en un análisis sobre precarización laboral.

Polémica

La decisión del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de llevar a cabo un incremento del 20 por ciento al salario mínimo (SM) a partir del 1 de enero del próximo año, el mayor en los últimos 40 años, despertó una acalorada discusión en torno a un tema sensible en términos de inflación, desempeño de los salarios generales y la relación con los sectores productivos.

El salario mínimo mostró un aumento promedio de 4.6 por ciento anual en el periodo 2010-2016, mientras entre 2017 y 2019 promedió 12.1 por ciento.

El IDIC menciona que en los últimos 15 años se perdieron 3 millones de puestos de trabajo en el rango de salarios de entre 3 y 5 salarios mínimos; es decir, que millones de mexicanos tuvieron que conformarse con un empleo que, en el mejor de los casos, pagó hasta 3 salarios mínimos

En ese lapso, el Estado de México, la Ciudad de México y Baja California ocuparon los primeros lugares de caída de ocupación y empleo en el rango de entre los 3 y los 5 salarios mínimos, con -481 mil, -385 mil y 308 mil menos, respectivamente.

La proliferación de micronegocios entre 2004 y 2019, así como la galopante informalidad, pueden ser los causales directos de esta situación; tan solo el IMSS reporta que menos de 200 mil trabajadores, concentrados en micronegocios, ganan un salario mínimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here