Construir una base financiera sólida se ha convertido en todo un reto para las nuevas generaciones, pero esta tendencia podría estar por revertirse.

El año 2018 abrió con un anuncio impresionante. El 20 % de los mexicanos nacidos entre 1980 y 1995 estaba tan endeudado que la suma total de sus compromisos superaba -en la mayoría de los casos- al 30 % de sus ingresos mensuales. Ante un escenario como este, el riesgo de impago es evidente.

Lo curioso es que esto no es un hecho aislado. Las nuevas generaciones están en una situación similar sin importar su país de origen. Pero, ¿a qué se debe este fenómeno? Según los especialistas, los millennials no solo tienen un comportamiento financiero diferente al de sus padres o abuelos -es decir, las generaciones pasadas- sino que además carecen de los conocimientos financieros necesarios para manejar su presupuesto responsablemente.

No obstante, este panorama podría estar por cambiar. Muchos jóvenes están decididos a mejorar el saldo de su cuenta corriente y las nuevas tecnologías son sus plataformas preferidas para hacerlo.

Empleo tradicional versus trabajo freelance

Según datos publicados en el 2017 por el Instituto Mexicano de la Competitividad, los trabajadores freelance del país reciben una remuneración 36 % superior a la de los empleados dependientes. Esta cifra está atrayendo a los posmilénicos, quienes buscan aumentar sus ingresos para lograr la independencia.

Pero, ¿es posible que este nuevo esquema de trabajo le gane la partida a los empleos tradicionales? Aunque hoy no es una realidad, todo apunta a ello. Se presume que más del 40 % de las personas entre 25-35 años de edad renunciará a su empleo actual en el 2020 para poner sus esperanzas en otras modalidades de trabajo. Lo que les atrae del mundo freelance -además de las remuneraciones- son factores como la diversidad de proyectos, el cobro en monedas extranjeras, la flexibilidad en el horario y la oportunidad de vivir en cualquier parte del mundo.

Y es aquí donde entran las nuevas tecnologías. Los trabajadores remotos se apoyan en monederos, plataformas de pago en línea y neobancos en vez de en la banca tradicional porque les permite recibir pagos en euros, dólares, pesos mexicanos, etc., y cambiarlos a una tasa sumamente atractiva.

Emprendimiento y capacitación con préstamos en línea

Según Fondeadora, el 90 % de los millennials mexicanos no está satisfecho con los servicios ofrecidos por las instituciones financieras. Esto los ha llevado a migrar a otras alternativas más rentables -y cómodas- para ellos porque ofrecen líneas de crédito perfectas para invertir o comprar un equipo para su nuevo empleo. Una de sus alternativas preferidas es solicitar préstamos en línea con Moneyman ; ya que -en menos de 26 minutos- pueden obtener un crédito personal sin tener que acudir al banco ni llenar complejos formularios.

El único requisito para acceder a los prestamos de Moneyman -además de contar con una dirección de correo electrónico, un número telefónico y ser mexicano o residente legal- es ser mayor de edad o menor de 70 años. El éxito de estas nuevas plataformas no es inesperado. A fin de cuentas, otorgan pequeños montos de dinero que la generación “Y” puede usar para hacerle frente a sus compromisos financieros, comenzar un emprendimiento o pagar cursos y especializaciones que los llevará a acceder a proyectos mejor remunerados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.