Este lunes, el banco central de México, (Banxico), informó que la inflación general en noviembre ubicó un crecimiento de 0.81 por ciento respecto a octubre de 2019, mientras que, respecto a noviembre de 2018, este indicador se ubicó en 2.97 por ciento anual, esto es, 5 puntos base por abajo del nivel del mes anterior.

El aumento se explica principalmente por el fin del subsidio a las tarifas eléctricas en algunas entidades federativas y a algunas presiones en bienes agropecuarios.

El reporte de inflación dado a conocer hoy por el Banco de México (Banxico) contribuye a la expectativa de un recorte adicional de tasas de interés para el 19 de diciembre próximo, en la última reunión de política monetaria del año. Inclusive, de acuerdo con expertos, el indicador es marginalmente mejor al consenso.

Además, el nivel de inflación anual de 2.97 por ciento se presenta por primera vez desde septiembre de 2016.

“Los participantes del mercado apuestan a un recorte de 25puntos base en la última reunión de política monetaria de 2019, probablemente desligándose del Banco de la Reserva Federal, y tomando en cuenta algunos factores idiosincráticos, que requieren condiciones monetarias más relajadas en México”, indicó el banco Banorte en un reporte dado a conocer hoy.

La mayor contribución del resultado de noviembre provino de un ajuste adicional de la eliminación de los subsidios a las tarifas eléctricas en algunos estados, que aportó 40 puntos base. También destacaron las presiones en algunos componentes de energía y bienes agropecuarios en el componente no subyacente. En el caso de los componentes de energía, el gas LP subió 2%, con tres meses consecutivos de alza.

Con lupa

La inflación subyacente de noviembre de este año se ubicó en 0.22 por ciento. Su principal desviación provino de una mayor contribución de otros bienes por mayores descuentos de los anticipados en El Buen Fin, así como menores presiones en frutas y verduras.

Sin embargo, vale la pena mencionar que muchas de las ganancias de la inflación general a lo largo del año vinieron del componente no subyacente, mientras que la inflación subyacente ha oscilando consistentemente alrededor de 3.71 por ciento anual, para ubicarse en noviembre en 3.65 por ciento.

Ambiente positivo

El consenso de analistas indica que la dinámica en torno al desempeño de las tasas de interés sigue siendo favorable para que el banco central siga relajando su política monetaria de manera prudente.

“Creemos que la Junta de Gobierno sigue muy atenta a la próxima decisión sobre el aumento al salario mínimo…dado que es el segundo factor más relevante dentro de los riesgos al alza para la inflación”, indica Banorte en su análisis.

Resultado del reporte de hoy, las tasas locales operan con ganancias de 6 punto base respecto a los niveles de cierre del viernes pasado, mientras que los treasuries han contribuido al rally de bonos mexicanos.

María Luisa Aguilar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here