El crecimiento nulo de la economía mexicana a lo largo del año ha repercutido en uno de los sectores más vigorosos, el de la banca. Y también en las empresas que solicitan préstamos para financiar sus actividades productivas.

Hace unos días, la Asociación de Banqueros de México (ABM) anunciaba que el crédito al sector privado seguía siendo el motor de la economía mexicana, con tasas de crecimiento de 5.4% a septiembre, en un entorno de contracción del 0.2% del PIB. Sin embargo, desde mayo de 2019 el crecimiento del crédito bancario al sector privado ha sido sólo de un dígito, lo que contrasta con los números del pasado reciente.

Con base en información estadística de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sobre el desempeño de la banca múltiple, apenas en abril pasado, el crédito de la banca al sector privado alcanzó un crecimiento de 12.96% respecto a abril de 2018.  Lo mismo ocurre con las cifras de arranque de año, cuando de enero del año pasado a enero de 2019, el indicador creció 13 por ciento.

Si el comparativo se recorre a los últimos cinco años, el crédito otorgado por la banca al sector privado no financiero goza también de un marcado dinamismo. De diciembre de 2017 al mismo mes de 2018, este indicador creció 12.5%, mientras que el crecimiento del 2017 frente al 2016 fue de 14.7 por ciento. Sin embargo, el mayor crecimiento se alcanzó entre el 2014 y el 2015, cuando los préstamos otorgados por la banca al sector privado crecieron un 17.4 por ciento.

Según el sexto informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, la reforma financiera de diciembre de 2012 permitió a esa fecha (2018) que el financiamiento interno al sector privado pasara del 27% a 35% como proporción del PIB, incluyendo niveles históricamente altos para créditos hipotecarios.

El informe de la Situación Regional – Sectorial México, correspondiente al segundo semestre de 2019, arroja que el sector de servicios financieros y de seguros representa casi un 5% del PIB y que durante 2018 contribuyó con el 14.5% de la actividad económica nacional.

Espejo retrovisor

De acuerdo con las cifras de la CNBV, el nivel de septiembre de 2019 equipara solamente al que se registró en medio de la crisis financiera global de hace 10 años, cuando el financiamiento bancario al sector privado mostró un crecimiento de 6.9% respecto a diciembre de 2008. Lo anterior, sin embargo, desentonó con el descalabro que sufrió la economía mexicana, que en 2009 decreció 6.5 por ciento.

Es decir, el menor dinamismo del crédito al sector privado se explica por el estancamiento en la actividad económica.

Información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registra que el crecimiento promedio de la economía mexicana en la administración pasada fue de 2.5%, por arriba del promedio de 1.8% del sexenio de Felipe Calderón y del 2% de la administración de Vicente Fox.

Un informe del banco BBVA fechado el 29 de noviembre, indica que el nulo crecimiento del PIB también aumenta la incertidumbre sobre el futuro cercano de la economía, lo que representa otro factor que puede desincentivar la demanda del crédito “de los agentes del sector privado”.

“En este contexto las empresas podrían no solicitar crédito al no haber proyectos de inversión viables que surjan de una economía estancada; y las familias podrían no aumentar su demanda de crédito al consumo y a la vivienda ante la posibilidad de que la fuente de sus ingresos se deteriore y no puedan cumplir en el futuro con sus compromisos financieros”, señala.

Black Friday se cuela en México

A solicitud de PayPal, una plataforma digital para realizar pagos en línea en México, la firma especializada en monitoreo BigData Corp. cubrió por quinto año consecutivo el comercio electrónico en todo el país durante las cuatro semanas previas al conocido “Black Friday” de EU, que inaugura la temporada de compras de Navidad.

La mayor parte del comercio electrónico mexicano (más del 70.45%) se ha unido a la fiebre de promociones en línea de la fecha de ventas más importante de Internet. Entre las grandes empresas de comercio electrónico, con más de 500 mil visitas por mes, la participación en el Viernes Negro fue del 50.27 por ciento. Los sitios más pequeños -con menos de 10 mil visitas al mes- tuvieron una participación de 28.94 por ciento.

El monitoreo encargado a BigData indica que las ofertas estuvieron por debajo de los precios regulares y llegaron a representar oportunidades de descuento para el comercio electrónico. Así, una semana antes alcanzaron un 15.39%; y durante el Viernes Negro promediaron un 35.8 por ciento.

En el top 5 de las categorías con los mejores descuentos figuraron: Juguetes (41.24%), seguido por Ropa y Accesorios (29.78%), Cosméticos (17.49%), Música, Libros y Películas (15.78%) y Electrónicos (10.53%).

BigData Corp utiliza el proceso de capturar datos de Internet extraídos de visitas a más de 3.2 millones de sitios web mexicanos, de los cuales obtiene “información estructurada”.

IDEAL califica

S&P Global Ratings asignó una calificación de “BBB” a la mexicana Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL) con una perspectiva estable, donde no espera que la empresa emita deuda a nivel de su controladora para financiar sus proyectos.

El grado designado para IDEAL se basa en la expectativa de que la empresa mantenga bajos sus niveles de apalancamiento, con indicadores de deuda al nivel de su controladora, “incluso ante el lento crecimiento de la economía mexicana”.

“Esperamos que IDEAL mantenga una cartera diversificada en los sectores de transporte, energía, agua e infraestructura social”, destaca la calificadora de deuda internacional.

La empresa tiene previsto arrancar operaciones en diversos proyectos de autopistas de peaje en el lapso de un año, lo que incluye las autopistas de Mitla-Tehuantepec; Toluca-Naucalpan y Varas-Vallarta.

Por María Luisa Aguilar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.