El peso mexicano seguirá muy dependiente sobre posibles avances en dos frentes: negociación comercial entre EUA y China, y proceso de ratificación del T-MEC.

Si aumenta la especulación de que el desenlace de estos dos temas se conocerá hasta 2020,la presión sobre la moneda se intensificará, y viceversa. Además, será una semana cargada de información económica global, en particular destaca la revisión del PIB de EUA, lo que servirá para especular sobre la salud de la economía mundial. Asimismo, el presidente de la FED, Powell, tendrá una intervención en Rhode Island, por lo que los inversionistas estarán atentos a cualquier comentario relacionado con la política monetaria a seguir por la autoridad estadounidense.

Localmente, lo más relevante es que probablemente Banxico vuelva a recortar su expectativas de crecimiento del PIB para 2019 y 2020 en su reporte trimestral de inflación y el gobierno federal probablemente presentará de manera oficial su Plan de Infraestructura.  Con ello, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los $19.20 y $19.55 spot.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here