Uno de los principales competidores de América Móvil, Telefónica Movistar, anunció la firma de un convenio de acceso a capacidad de última milla inalámbrica con AT&T en México.

El acuerdo proveerá a Telefónica el acceso a la red 3G y 4G de AT&T en México, así como cualquier acceso futuro a tecnología de red a nivel nacional. Dicho convenio ya se dio a conocer al órgano regulador (IFT) y será registrado conforme a la Ley.

La migración del tráfico de Telefónica Movistar a la red de acceso de AT&T se iniciará de inmediato y se continuará implementando gradualmente, manteniendo de forma continua todos los servicios móviles a sus clientes residenciales, empresariales y mayoristas.

De manera independiente del comunicado oficial, la agencia informativa Reuters menciona que con esto Telefónica recortará sus costos en alrededor de 230 millones de euros por año después de una transición de 3 años, y la deuda neta de la empresa bajará en 500 millones de euros.

Análisis Intercam Casa de Bolsa

El anuncio de Telefónica debe entenderse dentro de su actual situación operativa y financiera. Si bien hay una leve mejora en las ventas de Telefónica en México, en lo general se percibe un entorno todavía complicado. Del lado positivo, durante el 3T19 los ingresos de Telefónica en México aumentaron +0.6%, apoyados por un mejor desempeño en los accesos: [+4% en postpago vs. +6% de AMX]; y [+6% en prepago vs. 1 por ciento de Amx].

Se trata de una mejora respecto del desempeño de períodos pasados, luego de registrar retrocesos en ventas en el país. Sin embargo, el EBITDA de Telefónica sigue sumamente presionado al retroceder -89.1 por ciento por el registro de los compromisos de espectro de 2.5GHz y de 1900MHz, que se registran como gastos operativos en lugar de capex desde el 4T18.

Mientras que la empresa también ha tenido que hacer desembolsos por la renovación de espectro en las bandas de 7.5Ghz y de 23Ghz. En consecuencia, para hacer frente a sus altos requerimientos de efectivo Telefónica ha puesto a la venta unidades operativas en otros países, desinvirtió en torres en Colombia y en centros de datos en países como México. De tal suerte que el convenio con AT&T forma parte de una estrategia mayor para mejorar sus finanzas.

Desde nuestro punto de vista, el convenio con AT&T pudiera mejorar la estructura de costos y reducción de apalancamiento de Telefónica, y abre la puerta para un despliegue más eficiente de la red 5G por parte de estas dos compañías, para hacer frente a la actual oferta de América Móvil. Sin embargo, pensamos que las estrategias no son disruptivas y no causarán un cambio relevante en el mercado, por lo que Amx seguirá aprovechando su liderazgo en cobertura y calidad de red.

En resumen, si bien el anuncio fortalece a Telefónica y AT&T, y vemos sinergias para que éstas desplieguen redes móviles de quinta generación de manera más eficiente, aprovechando el próximo Programa Nacional de Espectro Radioeléctrico 2019-2024, no esperamos un efecto relevante para América Móvil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.