En la Secretaría de la Función Pública, a cargo de la académica Irma Eréndira Sandoval, se refugió un grupo importante de funcionarios que colaboraron en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) durante la época de Juan Manuel Portal.

El dato resulta relevante porque Eréndira Sandoval ha integrado un equipo de auditores con probada experiencia en revisiones al gasto público, en evaluaciones de gestión y desempeño gracias a los cambios generados en la ASF. Algunos de ellos, por cierto, participaron en investigaciones como las de la Estafa Maestra. No resulta extraño, por lo tanto, que la Secretaría de la Función Pública presentara un detallado informe de los desvíos en los que incurrieron funcionarios de Pemex cuando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador enfrentó la presión de los medios de comunicación para retomar la investigación que involucraba a funcionarios que en la petrolera seguían trabajando sin enfrentar consecuencias por su participación en la asignación de contratos que aparecieron en la Estafa Maestra. Algunos datos: El actual Subsecretario de Control y Auditoría de la Gestión Pública de la SFP, Roberto Salcedo Aquino, fue Auditor Especial de Desempeño de la ASF cuando Juan Manuel Portal estaba al frente.

Ese cargo lo ocupó durante 18 años hasta la llegada de el economista David Colmenares.  El titular de la ASF, al lograr que su designación desde el Poder Legislativo, tomó la decisión de reducir los vínculos de Juan Manuel Portal con el equipo de funcionarios en ese organismo que audita el gasto público y que, por lo tanto, cuenta con un relevante impacto en la opinión pública y en el ámbito político. Pero también el contexto representó una ventana para el cambio que buscaba David Colmenares en su equipo cuando se develó que la Directora General de Auditorías Forenses de la ASF en la época de Portal y de Salcedo Aquino, estaba – supuestamente – realizando consultorías privadas con recursos materiales y persona de la ASF. Sin embargo,Muna Dora Buchahin Abulhosn denunció en mayo de 2018 una persecusión política por el trabajo de investigación que realizó sobre los movimientos de contratos realizados en la gestión de Rosario Robles en la Secretaría de Desarrollo Social. Así se presentaron una serie de cambios en cascada en los puestos clave de la ASF.

Así, la Secretaría de la Función Pública tomó la decisión de integrar a un funcionario experto como Salcedo Aquino y a muchos de sus colaboradores que conocen los entretelones de las auditorías al gobierno federal desde un organismo independiente que si bien reporta al Poder Legislativo debe conducirse con total independencia. Así que David Colmenares no tiene una tarea fácil para auditar la Cuenta Pública correspondiente al primer ejercicio real del Presupuesto de Egresos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador porque llevarán el blindaje de un equipo que conoce que sí y que no podría observar la ASF, recomendar y en su caso llevar a las autoridades judiciales para fincar responsabilidades.

A Colmenares y a sus equipo, sin la huella como buscamos de Juan Manuel Portal, le tocará revisar temas extremadamente delicados como la liquidación de las obras y deuda de lo que hubiera sido el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México; la compra de las pipas al amparo del combate contra el huachicol, el proceso de compra de medicamentos a cargo de la Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En fin, los temas delicados que en 2019 se han presentado como las acciones insignia del gobierno lopezobradorista. En el gobierno federal se comenta que a David Colmenares no le hizo mucha gracia que ex funcionarios de la ASF se mudaran a la Función Pública y que no le gusta asistir a eventos en los que también participa la titular de la Secretaría de la Función Pública. Dicen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here