En lo que va del año, el sector de las nomineras, las empresas que opera como Sociedades Financieras de Objeto Múltiple pero sin regulación expresa de la Secretaría de Hacienda, registró más de 3,059 quejas ante la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (CONDUSEF).En diciembre de 2018, las quejas sumaron 2,651.  Así, este año, con un bimestre menos, las quejas ya rebasan el nivel del año pasado en 15%. El entorno, evidentemente, es complejo pues la economía no está creciendo y se desarrolla en un ambiente recesivo.

De acuerdo con las cifras de la CONDUSEF, la Sofom Financiera Maestra, que opera como Crédito Maestro, ha tenido más de 849 quejas en lo que va del año. Al respecto, la empresa mexicana indicó que esta cifra de quejas sólo representan menos del 1 por ciento del total de clientes beneficiados con un préstamo.

En 2018, las quejas totalizaron 724 denuncias. La SAPI Publiseg, que también tiene una autorización como SOFOM y trabaja con la marca Credifiel, tiene 230 en lo que va del año contra 210 de todo 2018. Estas son las dos principales empresas del sector con las mayores quejas. Estas controversias podrían parecer pocas; sin embargo, de trata de un regulador que mantiene una relación estrecha con bases sindicales que permiten la operación de su modelo de negocios y que también mantienen bajo control las posibles quejas. Otra de las Sofomes que presentaron el mayor número de quejas fue Nómina Apoyo que pasó de 102 a 178 quejas. Esta Sofom, por cierto, no realizó los cambios ordenados por la CONDUSEF para su operación ni modificaron sus Contratos de Adhesión en el Registro de Contratos de Adhesión. Las 26 Sofomes que prestan créditos con descuento a nómina y que vigila la CONDUSEF representan al  menos el 95 por ciento de la cartera con más de 11,120 millones de pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.